Una noche descontrolada que terminó en una increíble orgía con mi pareja

Somos Alex y Lidia, la pareja bisexual a quien Diana, una CD dedicada al espectaculo sexual que nos ha convertido en sus actores preferidos.

Esta vez voy a contarles como Diana nos preparo una fiesta especial con, vamos a llamerle “El gitano catalan”

Una mañana de verano muy caluroso, Diana llamo a nuestra puerta (somos vecinos) y nos conto que si queriamos podiamos tener una fiesta con un cliente habitual y su pareja a quien ella llamaba el Gitano catalan. Se trataba de un anticuario que se ganaba estupendamente la vida traficando con antiguedades, a veces de dudosa procedencia.

El tipo ganaba muchisimo dinero y, a la vez gastaba muchisimo dinero en lo que era su vicio mas preciado, el sexo. Diana nos advirtio que tanto el como su mujer eran bisexuales y que no reparaban en gastos a la hora de darse una fiestecita.

Diana que es super organizada en este tipo de encuentros se habia entrevistado con el y habian acordado los flecos y condiciones del encuentro, ademas del precio que debian pagar y del cual ya habia cobrado un adelanto

El encuentro se realizaria esta misma tarde en un chalet de lujo en el que el Gitano vive habitualmente, de la intendencia se encargaba Diana que ya habia encargado un catering para toda la tarde noche. Nuestros atuendos debian ser sendos trajes de criada sexy con cofia incluida, tanga y sujetador negros ademas de medias, taconazos y liguero y para completar un delantal blanco.

Para los que no nos conoceis de otros relatos Lidia, mi mujer es una estupenda mujer de 40 años muy trabajada en el gym con pechos operados talla 85c (no exagerados) tremendo culo con cinturita, mide 1,70 y sus piernas son de infarto. Por mi parte tengo 45 años fibrado 1,85 piernas muy musculadas y buen culo, vestido de nena dicen que parezco un travesti si no fuera por la ausencia de pecho femenino, voy completamente depilado y actualmente mi pelo largo es natural, aunque para las ocasiones especiales me lo peino de forma femenina.

Bueno lo acordado es que Diana nos llevaria a la casa, en la cual no estarian ellos, y esperariamos pacientemente a que llegaran. Para entonces estaria todo preparado y Diana se marcharia.

Paso un buen rato hasta que escuchamos llegar un coche y pudimos verles, se bajaron de un lujoso todoterreno, el un tipo de unos 50 y tantos años, se le veia de raza gitana trajeado, bastante grueso y con el pelo largo y rizado, su mujer (Adela) tambien de raza gitana, era una hermosisima mujer a la que le sobraban unos kilitos, pero sin afear su tremenda figura cinturita caderas tremendas buen pecho, piernas macizas y pelo largo y moreno. Debe de estar sobre los 40 años y viste un vestido hasta la rodilla de color rojo muy ajustado y con un tremendo escote que deja la mitad de sus pechos al aire.

Rapidamente nos apresuramos a abrirles la puerta, y a a saludales, con un -buenas tardes señores -con sumisión -esperamos que este todo a su gusto – a lo que Esteban (el gitano catalan) respondio amablemente diciendo – de momento todo es perfecto, como siempre cuando de ello se encarga Diana.

Adela, no dijo nada simplemente se hacerco a Lidia y la beso en la boca y con su mano le acaricio ligeramente la cadera y la nalga derecha. Luego se hacerco a mi y acariando mi paquete susurro un -mmm.. -para despues besarme y meterme la lengua hasta la campanilla.

Esteban nos ordeno pasar al interior y nos dijo que prepararamos unas copas mientras ellos se preparaban.

Asi lo hicimos, las copas debiamos servirlas en el jardin junto a la piscina, el lugar estaba muy bien cuidado y la piscina, aunque algo ostentosa era grande y muy bien integrada el frondoso jardin.

Unos minutos mas tarde aparacieron ellos, el en bañador y luciendo su corpachon tipico de hombre fuerte, al que le han podido las ganas de comer bien, y lo que antaño eran musculos ahora son kilos de mas, ella una fabulosa madurita con culo tremendo (algo grande) y tetazas grandes todo enfundado en un bikini tanga y un sujetador que apenas cubria sus pezones que se adivinaban grandes y duros.

Los dos se bañaron, mientras nosotros esperabamos con sendos albornoces, rapidamente salieron del agua y se tumbaron en las tumbonas pidiendo que les secaramos y que a continuación les pusieramos crema, siguendo las ordenes de Diana, yo me ocuparia de Adela y Lidia de Esteban.

Ambos se denudaron y nosotros empezamos a ponerles crema en todos los ricones de su cuerpo, pude ver como Lidia se ocupaba de poner aceite bronceador en el miembro de Esteban que por cierto no tardo nada en responder a las caricias y pude comprobar como disponia de un tremendo pollon, haciendo honor a lo que habia escuchado decir de los de su raza.

Por mi parte yo le dedicaba un especial tratamiento a las durisimas nalgas de Adela, metiendo mis dedos entre ellas y comprobando la humedad que empezaba a tener en su sexo, ella gemia ligeramente.

Pronto escuche que quien gemia era Esteban, y no ligeramente, parecia un bufalo, respirando entrecortadamente y Lidia, que se estaba, practicmente ahogando, con el pollon metido en la boca y que, ni de coña, cabia en ella por mucho que Esteban y ella pusieran todo su empeño, poco a poco Esteban entendio que no debia de apretar mas, con una sola manaza agarro a Lidia y la levanto del suelo colocandola encima de el quedando en posicion de 69.

Adela para entonces ya tenia mis pelotas en su mano y las apretaba junto con mi polla mientras me pedia que le follara el coño con mi mano y el culo con mi lengua, asi lo hice y ella empezo a gemir suavemente,

La que gemia como una perra era Lidia, que es muy escandalosa cuando se lo pasa bien, por lo visto Esteban es todo un profesional usando la lengua en su culo ( sabia que estaba en su culo porque Esteban separaba sus dos nalgas para mantener el agujero bien abierto) y de vez en cuando le daba algun azote que le hacia cimbrear las nalgas (me encanta ver como su culo cimbrea bajo unas manazas de macho dominante).

Adela se dio la vuelta y me ofrecio su coño humedo, me apresure a meter mi cara entre sus muslos y ella me cogio del pelo y apreto mi cara contra el empezando movimientos de forma circular que pronto llenaron mi cara de sus jugos vaginales, ella se retorcia y gemia, no tardo en tener su primer orgasmo, madre mia que manera de orgasmar, parecia una corrida masculina, me salpico ligeramente la cara, rapidamente tiro de mi hacia arriba y me morreo lamiendo sus propios jugos, pude comprobar que era una hembra tremendamente viciosa y que, en absoluto se quedaria corta, comparandola con mi mujer.

Los dos nos giramos y vimos a Esteban boca arriba y a Lidia cabalgando sobe su pollon que debia de rondar los 20 cm gordo , venoso y ligeramente doblado hacia arriba. Esteban no paraba de decirle que le cabalgara como una puta y de alabar sus movimientos mientras Lidia no paraba de gemir y de proferir gritos i exclamaciones como: que pollon, vaya macho me estoy follando, dame dame quiero ser tu perra. ( Mi mujer cuando se descontrola es una zorra de campeonato)

Adela entonces se levanto y se sento sobre la cara de su marido que enseguida metio su lengua en el humedo coño mientras ella cogia del pelo a Lidia y despues de darle una tremenda bofetada empezaba a morrearla, yo por mi parte me arrodille entre las piernas de Esteban y empeze a lamerle los tremendos huevazos y el culo de mi mujer, a Esteban le gusto la idea porque de tanto en cuando, la sacaba del coño de Lidia y me la metia hasta la campanilla haciendome babear y darme arcadas por la profundidad de las embestidas. En una de esas Esteban no pudo mas y lanzo tremendos chorros de esperma en mi garganta boca y cara, ya que era imposible tragar todo. Las dos mujeres rapidamente saltaron de sus posiciones y vinieron a morrearse conmigo para compartir la tremenda lefada. Luego Lidia y yo le comimos la polla para limpiar los restos de semen mientras Adela con gran maestria metia sus dedos en mi culo y pajeaba mi polla desde atrás, hasta hacerme correr.

Los cuatro nos quedamos exhaustos y decidimos ducharnos y una vez cambiados de ropa cenar algo, la vestimenta para la ocasión era: las mujeres y yo, en tanga, tacones y perfectamente maquilladas y Esteban en un tanga masculino que apenas podia cubrir su pollon circundado y sus huevazos depilados.

Ahora ya no habia criaditas, eramos 4 amigos disfrutando de la cena y del sexo.

Estuvimos charlando y bebiendo mas que comiendo, hasta que Adela le dijo a Lidia que que queria follarla en la piscina, entre risas nos metimos todos en la piscina, Esteban y yo nos sentamos en el borde con nuestras bebidas y nos dispusimos a ver el espectaculo, que para nada nos decepcionaria.

Adela se situo detras de Lidia con sus tetazas aplatadas contra la espalda de esta, sus manos recorrian habilmente las tetas pellizcando sus pezones hasta hacerla dar grititos, mi mujer con una mano acariciaba el pelo de la gitana y con la otra se masturbaba haciendo que todo su cuerpo danzara y se retorciera como una serpiente, mi polla ya estaba tiesa y la de Esteban ya estaba totalmente fuera del ridiculo tanga.

Ahora Adela tenia su mano derecha urgando en una bolsa que se encontraba en el borde de la piscina y saco de ella un consolador de silicona de buen tamaño y un arnes de latex que rapidamente se coloco y le dijo a su marido que habia llegado la hora de los juguetes, el asintio con una sonrisa y se dirigio a mi preguntandome si me gustaba que me ataran, yo conteste que si, siempre que se comportara, el me dijo que tranquilo, que lo acordado con Diana, decia estrictamente hasta donde se podia llegar.

Junto al borde de la piscina habia una pergola de hierro y en el techo y algo disimulado habia unas argolla con unas muñequeras de piel. Esteban me las coloco y luego otras en mis tobillos que no dejaban que pudiera cerrar las piernas, luego acciono un pequeño torno electrico que tiro de mi hacia arriba hasta dejarme casi suspendido, solo tocando con las puntitas en el suelo.

Aunque sentia miedo estaba tremendamende excitado, sobre todo porque estaba viendo como Adela estaba follandose a Lidia, la tenia de espaldas en el borde de la piscina sujetando sus tobillos con ambas manos y con el consolador entrando y saliendo de su coño con tremendo chapoteo, gritando, le decia – Puta paya, estoy segura que jamas tu maridito te ha follado como lo hace esta gitana, te voy ha sacar el rabo por la boca, zorra. – Mientras Lidia gemia y por sus gemidos estoy seguro que ya habia tenido unos cuantos orgasmos y mas viendo como Adela no dejaba de darle azotes en las tetas y muslos, ademas de algun bofeton y algun escupitajo. Y este juego es el que le encanta a mi parienta.

Una sacudida en mis huevos que se repartio por todo mi cuerpo me volvio a mi realidad, Esteban esgrimia una varita con dos puntitas de color rojo en forma de tenedor y que me habia dado una descarga electrica en mis huevos, nunca me habian hecho eso, siguio con otra descarga en mi ano que se encogio y me sacudio entero, luego mis muslos, mis pezones, cada chasquido me hacia convulsionar, no sentia dolor pero si un calambrazo tremendo entonces Esteban me dijo al oido – si quieres que pare, dile a tu mujer que le ofrezca su culo a mi gitana que le pida por favor que se lo folle. Como un automata, obedeci y le pedi que lo hiciera, ella obedeció enseguida dandose la vuelta colocando el culo en pompa con la cara ladeada contra el suelo y abriendose el culo con sus dos manos una en cada nalga.

Adela no lo dudo lubrico el consolador y sus dedos que metio a saco en el ano de Lidia los metio y saco varias veces con tremenda maestria y velocidad haciendo que Lidia volviera a gemir, luego le metio todo el consolador de un solo golpe, y puesta el cuclillas taladro con tremenda fuerza a mi mujer. Desde mi posición podia ver como ambas vaginas rezumaban jugos, la excitación de ambas mujeres era suprema, las dos tenian orgasmos uno tras otro, Adela pronto se agoto ya que su posición era realmente incomoda para una mujer que no practique demasiado deporte, en cambio Lidia pedia mas.

Esteban no lo dudo y suplanto a su mujer, le dio la vuelta a Lidia y la levanto en vilo, ella abrazo su gruesa cintura con sus piernas, el la dejo caer hacia abajo clavandose su pollon en el culo, el espectaculo para mi era increible las manazas de Esteban agarrando las nalgas de mi mujer, subiendo y bajando se encajaba completamente sobre la tremenda estaca del gitano. Lidia gritaba,gemia lloraba y orgasmaba como pocas veces la he visto mientras Esteban la morreaba y le metia la lengua en lo mas profundo de su jugosa boca.

Para entonces Adela, ya repuesta de su fatiga, me estaba succionando la polla mientras me retorcia los huevos y metia sus dedos lubricados en mi culo. Dios como me estaba follando el culo esa mujer, era una autentica artista, me volvia loco, no tarde nada en estallar llenandola de esperma, que ella cuidadosamente guardo en su boca, para despues levantarse y besarme apasionandamente haciendo que ambos compartieramos mi semen.

De repente Esteban solto a Lidia que estaba sudando y con el ojete ardiendo, ademas de agotada. Se acerco a mi y me dijo al oido, -Para ti guardo lo mejor, no hay nada como reventarle el culo a un payo delante de su mujercita.

Me desato, me empujo a la piscina y me tiro al agua, el vino detras, me puso en una esquina y el se situo detras, senti su polla entre mis nalgas buscando mi ano, con su manaza me agarro del pelo y tiro fuerte haia atrás, logicamente arquee mi espalda, senti como su polla entraba dentro de mi hasta la mitad y de un tremendo golpe de riñones entro hasta los huevos casi me aplastaba contra los bordes de la piscina, esteban pesa casi 120kilos y seguramente mide cerca de 1,90 mtros, me sentia totalmente empotrado y asustado por los tremendos bufidos de Esteban que parecia un toro semental.

Ambas mujeres ya relajadas y tomando una copa nos miraban y Adela le comentaba a mi mujer que me dejaria el culo abierto de par en par y ambas se reian, Lidia le decia que yo tenia un cuerpo espectacular pero que la polla del gitano era inigualable, Adela asentia y la besaba con pasión, ambas se acariciaban como una pareja enamorada.

Esteban estaba resoplando cada vez mas, de repente saco su polla de mi culo, salio de la piscina y se sento en el borde, enseguida supe que hacer y colocandome entre sus piernas me meti su polla en la boca, me cogio del pelo y fue moviendome suavemente la cabeza para disfrutar de mi mamada, de pronto, me separo un poco agarrandose fuerte la polla y sguidamente, empezo a soltar semen a borbotones sobre mi cara espesos y calienes, yo me relami y el me daba suaves golpecitos con su glande en mis mejillas, yo con una excitación tremenda agarre mi polla y cuando iba a masturbarme, senti que Adela estaba detras de mi diciendome – Payo, crees que esta gitana va ha dejar que desperdicies esto y pasando delante de mi coloco sus tremendas nalgas una a cada lado de mi polla y con una hablidad increible y sin poner las manos para nada, se autocalvo mi polla en el culo y empezo unos movimientros rotatorios increibles, su ano era como un suave guante que me llenaba de sensaciones, cerre los ojos y en nada y menos me vacie en el recto de Adela con tremendos espasmos, cuando abri los ojos pude ver como Lidia se morreaba con Esteban estremeciendose de placer.

Esa noche dormimos los cuatro en la misma cama yo en los brazos de Adela y mi mujer entre los brazos de Esteban.

Esas noches en casa del gitano catalan, se repetirian en el tiempo, pero forman parte de otras historias que espero poderles contar mas adelante.