Una luna de miel bastante morbosa y excitante con un invitado especial

1ªparte Mi luna de miel.

Sigo contando las aventuras light que tuve con mi novia ahora ya esposa, nos casamos y nos fuimos de luna de miel a Cancun, un hotel precioso de una cadena española y con unas vistas espectaculares desde la terraza, estaba nuestra terraza en frente de otro hotel pero lo bueno era que a una lado teniamos el mar con una panoramica formidable de la playa y hacia el otro lado la laguna, nuestra habitacion estaba en la tercera planta con lo cual veiamos perfectamente a la gente pasear tanto por la avenida como por la playa.

El primer dia bajamos a recepcion que ya habia quedado una guia turistica para informarnos de las excursiones que podiamos hacer, estabamos ocho o nueve parejas y nos dio un tiempo para que decidieramos cual ibamos hacer, como a nosotros dos nos gusta aprobechar todo lo posible en conocer sitios elegimos una para cada dia, un dia para tolom, otro para el chichen itza, otro para snorkell y asi completando todos los dias, como ese dia no podiamos hacer ya ninguna por la hora decidimos conocer la playa del hotel y bajarnos a bañar al mar, mi mujer se puso un bikini rosa que la realzaba su belleza sin ser nada obsceno, lo primero que nos sorprendio fue que aunque el sol pegaba fuerte la arena de la playa estaba muy fria y daba gusto caminar descalzos, luego me entere que no era arena lo de la playa si no coral.

El agua del mar estaba caliente o muy caliente acostumbrados al agua de los mares que nos bañan España, con lo cual disfrutamos como chiquillos en el agua transcurriendo la mañana entre besos fugaces y algun manoseo discreto en cuanto podia, comimos en uno de los restaurantes que tenia el mismo hotel a pie de playa con lo que solo teniamos que ponernos algo por no ofender a los demas comensales, yo me puse mi camiseta y como el bañador es como un pantalon corto no me hizo falta mas, mi mujer se puso el pareo como una falda y una blusita de tirantes, despues de comer la dije de subir a echarnos la siesta a la habitacion y ella dijo que mejor en la playita encima de la arena, yo lo que queria era echar un polvo en la habitacion y se lo dije y ella me dijo que teniamos mucho tiempo para echar un polvo y que lo que la apetecia era dormir un rato en la playa tomando el sol.

Quien manda manda y no hay oposicion posible con lo que acepte y volvimos a la playa, no hacia falta ni toalla para tumbarse en la “arena” pues ademas de ser fria por ser de coral no se pega a la piel con lo que en cuanto te mueves se cae sola, mi mujer se tumbo boca abajo y me pidio que la diera crema por la espalda para no quemarse, tome el frasco de crema y la esparci por la espalda la crema, en cuanto puse la mano en su espalda la reaccion de mi polla no se hizo esperar y me excite, la desabroche la parte de arriba del bikini dejando toda su espalda al aire y empeze a extenderla toda la crema por sus hombros y espalda hasta llegar al borde de la braguita empujando poco a poco hacia abajo en cada pasada descubriendo un trocito cada vez mas grande de su culo llegando a dejar parte de su rajita del culo a la vista de todo el que estubiera cerca, ella sacandome de mis pensamientos me dijo, dame tambien en las piernas que al final se me queman,yo gracias a mi bañador holgado no se me podia apreciar el calenton que llevaba.

Rocie la crema por sus muslos hasta bajar a sus tobillos y luego con mis manos las empeze a repartir por sus piernas, lo primero fueron sus tobillos y luego fui subiendo por sus piernas que no solo era exparcir la crema si no que a la vez la estaba dando un masaje, cuando le masajaeaba los muslos me acercaba cada vez mas al hueco que queda entre medias de sus piernas, ese hueco en el que sientes el calor de su zona mas intima. yo explotaba de lo cachondo que estaba y me fui a su culo a darle crema, como las braguitas tapaban mas de medio culo decidi meterselo por dentro de su rajita el bikini y dejarselo como un tanga, yo esperaba que me dijese que no y al contrario abrio un poco sus piernas para dejarme colocarselo mejor, la vista era espectacular todo su culo a la vista del que quisiera mirarlo y yo feliz que era el principal expectador, la di crema por todo su culete acercando cada vez mas mis dedos a su agujerito y notando como solo tenia que correr el bikini un par de centimetros para ver su chochito y el agujerito de su culo.

Cuando mire a su braguita me di cuenta que estaba totalmente mojada y sin pensarlo deslice el dedo por dentro de la braguita hasta llegar a su chochito que efectivamente estaba empapado, ella ni se inmuto con lo que deduje que la estaba gustando y podia proseguir, la segui masajeando el culo y en cada pasada mis dedos se perdian por debajo de la braguita acariciando su chochito y ella poco a poco separaba mas sus piernas, levante la vista un momento para mirar a mi alrededor y descubri a un chico a unos cinco o seis metros tumbado con su chica que miraba hacia nosotros, imagino que miraba porque sus gafas de sol ocultaban sus ojos, la chica tumbada boca arriba no se enteraba de nada, la vista que tenia el chico de nosotros era directamente al culo de mi chica, si el tio hubiese ido recto se meteria de lleno en el coño de mi mujer, el estaba tumbado boca abajo con su barbilla apoyada en sus manos.

Lejos de bajar mi excitación mi polla dio un salto dentro de mi bañador y segui con el masaje al culo de mi mujer decidiendo en ese momento darle un espectaculo al chico, mis dedos cada vez recorrian menos culo y se quedaban mas tiempo acariciando su chochito a traves de la braguita, no me conforme solo con que se imaginase lo que estaba pasando que en una de la que le estaba acariciando el chochito voltee mi mano retirando la braguita y dejando expuesto el chochito con su pelito negro recortadito, sus labios rojos como el fuego y la flor de su agujerito del culo, apenas fueron dos o tres segundos y mire al chico, el solo hizo un gesto como bufff con sus labios pero sin ruido, dandome a entender que le estaba gustando el espectaculo.

Mi mujer no dijo nada porque estaba muy cachonda y conociendola sabia que cualquier cosa que la hiciera me dejaria hasta follarmela alli mismo, pero no era plan de montar un escandalo y preferi seguir con el juego, ahora en cada pasada descubria mas su coño y retiraba mas su bikini, hasta que consegui dejarla el bikini en un lado y casi todo su chochito al aire, el chico imagino que tendria un calenton del quince al igual que lo tenia yo, con el bikini a un lado la empece a masturbar con un dedo directamente a su clitoris y ella suavemente subia un poquito el culo sin que casi lo pudieran apreciar nadie mas que el chico y yo, hasta que note unos pequeños espamos señal de que habia llegado al orgasmo, retire mis dedos porque se que en cuanto tiene el orgasmo la molesta mucho que siga con mis dedos moviendolos, ella se quedo unos momentos relajandose lo que continuo dandole espectaculo a su admirador al tener a la vista su chochito sin mis dedos por medio, cuando se relajo echo sus manos para atrás a volverse a meter la braguita por su sitio y acabar con el espectaculo aunque me sorprendio que se lo colocase como habia hecho yo anteriormente y dejarselo como un tanga, en cuanto termino con su braguita se fue a la parte de arriba y me pidio que se lo abrochase, lo abroche y me dijo que se iba a bañar, cuando se levanto y se dio la vuelta hacia el mar se dio cuenta de la pareja que teniamos mas abajo y como el chico seguia mirando hacia nosotros, volvio la vista hacia mi como pidiendome explicaciones pero sin hablar y yo solo levante las cejas, no se si con vergüenza o sin ella se fue hacia el agua y yo me quede unos segundos mas alli viendo como mi sirena se metia en el agua, al mirar de nuevo el chaval me sonreia complice y como dandome las gracias por el espectaculo que le acababa de dar, imagino que el calenton luego lo pagaria su chica, me fui para el agua con mi mujer y la abraze a la vez que la daba un beso y me lo devolvio con igual cariño, nada mas separar mis labios me pregunto que si el chico la habia visto y la dije que todo, note como no la importo nada si no todo lo contrario al volverme a besar, esa tarde estubo todo el tiempo en la playa con el bikini metido por su culo enseñando bien las dos cachas de su precioso culo, pensad que esto fue hace bastantes años y en aquellos tiempos ninguna llevaba tanga en la playa.

Esta aventura pensaba contarla como algo que iba a desencadenar en algo mas erotico en la habitacion del hotel pero me enrrollado tanto que mejor lo hago en dos partes.

Intento ser lo mas breve posible en contaros mis aventuras para que no sean pesadas pero me enrrollo, lo siento y tambien perdonadme por mis faltas de ortografia que se que son muchas, estudios los justos jejeje