Susana le cuenta a mi esposa como los jovencitos se la viven follando

Las fiestas con los amigos siguen con todo, las señoras cada vez se comportan más calientes pero la verdad es que la pasamos de lo mejor. Mi esposa Gaby cada día le gusta más coger con los amigos en especial con Gilberto, lo que confirma que el tamaño sí importa y mucho.

Me comentó Antonio que los jovencitos vecinos quieren asistir a una fiesta de nosotros pues están al tanto de lo que ahí ocurre, recuerda que publicaste el relato de como se cogieron a mi esposa Susy, siguen muy enculados con ella no la dejan descansar, al principio solo se la cogían cuando yo estaba presente, pero luego se la quieren coger todos los días, son otras dos vergas al servicio de nuestras señoras. ¿Qué te parece?… Mira Toño a mí no me sorprende nada, si las señoras quieren pues adelante. Pero tienen que asistir todas incluyendo Paola pues son muchas vergas para tres mujeres. Jejeje. Bueno yo creo que les va a gustar.

Se lo comenté a mi esposa, de inmediato me respondió: Huyyy ¡que rico!! Papi. Me ha contado Susana que los pone a limpiar el departamento y les paga con las cogidas que le pegan cuando Toño está en el trabajo, lo bueno es que Antonio lo sabe, y no hay problema con Susana pues tiene a sus dos esclavos. Si estás de acuerdo tengo ganas de coger con ellos, Susy me ha platicado muchas cosas. Pero te recuerdo que te van a tocar como cinco vergas diferentes esa noche sin contarme yo. Bueno tengo que esforzarme ¿verdad Papi?… Le comente a Toño que mi esposa está de acuerdo y muy caliente.

A Paola y a mi compadre solo les avisamos que el sábado hay “fiesta” en casa de Toño y Susy, que no pueden faltar. Paola se ha vuelto más caliente parece que están cogiendo con un amigo de mi compadre, pero no me ha confirmado del todo mi compadre. Mi esposa me da unas cogidas tremendas pensando en los jovencitos que se la van a coger por primera vez. Papi me dice Susy que no se les baja la verga y que están muy buenos.

Pasamos el sábado por la noche a recoger a nuestros compadres, Paola se ve preciosa ahora está más nalgona y sensual, viene muy bien maquillada con una minifaldita de infarto (me gusta mucho) me saludó con un besote en la mejilla y otro a mi mujer, Paco escaneaba a mi esposa le dio un beso y subió al auto, tan pronto lo puse en marcha las manos de mi compadre le estrujaban los pechos de mi esposa, mientras yo le sobaba un muslo rozando con la punta de mis dedos su panochita. Paola nos cuenta que afortunadamente acaba de pasar su periodo que pensó que tal vez no podría venir pero ya está bien.

¿Recuerdan a los jovencitos que nos sorprendieron en el elevador?… Pues van a estar presentes en la fiesta, Susana se los ha estado cogiendo y es una sorpresa que les tiene. Paola brincó de su asiento y exclamó: ¿Me van a coger a mí?… Comadrita con lo buena que estás seguro que no te sueltan en toda la noche. Jajaja. ¡Pero si son unos niños!… Pero tienen la verga bien grande. Jejeje.

Subimos al elevador del amor y mi compadre arrincono a mi esposa la besaba con lujuria mientras le metía una mano entre las piernas, yo me desquitaba con Paola abrazándola y estrujándole las nalgas su discreto perfume me volvía loco. En eso se abrieron las puertas y salimos, de inmediato nos recibió Antonio con abrazos y besos a las damas le entregamos las botanas y botellas que llevamos y pasamos a la cocina a preparar los tragos, Susana nos saludó muy efusivamente con un abrazo muy fuerte con embarrada de tetas, se fueron las señoras a la sala a conversar.

Empezamos a beber platicando de los nuevos invitados preguntamos por ellos, Susy nos comentó que llegarían un poco más tarde. Paola le exclamó; ¡estás cometiendo un infanticidio!!… Vas a ver cómo están los niños de hoy te ponen una cogida tremenda, tienen tremenda verga que no se les baja como a los viejos estos nos volteó a ver a Paco, a Toño y a mí. En ese momento mi compadre se sentó junto a mi esposa y le empezó a meter mano.

Discretamente Toño se acercó a Pao y le corría una mano por su muslo, mientras Susana les seguía platicando de sus niños a las señoras. En eso tocaron a la puerta. Eran los dos jovencitos entraros con cara de asombro barriendo con su vista a mi esposa y a Paola, saboreando a las mujeres que se van a coger. El mayor le preguntó a mi esposa ¿Tu eres Gaby?… Sí me da mucho gusto conocerte y le plantó un par de besos en las mejillas. A mi esposa le destellaban los ojos y lo barría de arriba abajo me da mucho gusto conocerte Luis.

Mientras Fernando saludaba y se presentaba con Paola que le dio un rápido beso en la mejilla. Luego Luis se presentó con Paola y Fernando con mi esposa que aprovechó y le planto el beso entre mejilla y labios. Susana se acercó a ellos y les preguntó; ¿les gustan mis amigas?… Los chavales se sonrojaron y respondieron los muy cabrones ¡Están muy buenas!! Se les notaba un bulto en sus pantalones.

El cabrón de mi compadre le desabrochó la blusa y el sujetador a mi mujer y les mostró las tetas les preguntó; ¡quién le quiere tocar las tetas!!… los dos brincaron y cada uno le empezó a mamar una teta le chupaban durísimo los pezones, mi esposa con los ojos en blanco les acariciaba las nucas mientras mi compadre le quitaba la falda y le bajaba la tanguita se las dejó desnuda. Los chavales la veían con ojos de plato. Toño ya había hecho lo mismo con Paola le metía un dedo en su coñito, la besaba con fuego y le comentaba te gustan los chavales. ¡Sí mira que bulto tienen en los pantalones!!

Susana les quitaba las playeras a sus niños y les desabrochaba los pantalones de inmediato brincaron dos palpitantes vergas una larga y curva, y la otra normal ligeramente gorda. Mi esposa se la pajeaba lentamente a Luis y exclamaba que rica verga tienes, le empezó a mamar con locura cuando la metió toda en su boca note como se le aflojaban las piernas al joven, pues mi esposa te exprime el glande con sus anguinas mientras te corre la lengua por todo el palo.

Por estar concentrado viendo a mi esposa no me había dado cuenta que Paola estaba hincada sobre Fernando cabalgándolo lentamente, con un calientísimo movimiento de nalgas su coñito se aferraba al palo bañándolo de jugos, Toño estaba estrujando las nalgas de Paola se las abría rozando su glande en la entrada de su culito, mientras Susana me había bajado los pantalones me estaba dando una mamada tremenda.

Cuando subí la vista Luis se estaba cogiendo a mi esposa a toda velocidad en posición de perrito, la tenía de pie recargada de su estómago en el descansa brazos del sillón y se estaba dando una agasajada con las nalgas de mi mujer.

Mi compadre estaba en posición de perrito cogiéndose a Susana que seguía mamando con todo. Parece que Toño terminó metiéndole la verga en el culo de Pao pues tenía unos gritos tremendos ¡aaahhgghh que rico!! ¡Que dura la tienes!

Un rato después Fernando estaba bufando corriéndose en el coño de Pao, mientras Luis le arrancaba las nalgas a mi esposa, con todo el cuerpo acalambrado corriéndose lo más adentro posible mientras mi esposa exclamaba ¡Huy que rico cuanta lechita me estás aventando!! ¡Lléname más que caliente está!! Fernando se puso de pie ¡con la verga tiesa! Se acercó a su amigo y lo quitó de las nalgas de mi mujer y de inmediato se la ensartó moviéndose como perro cogiendo, mi esposa volteaba para atrás sorprendida para ver quien se la estaba cogiendo con semejante intensidad.

Mi mujer gritaba; ¡que rico me estás cogiendo no pares!! ¡Sigue así cabrón!! Cuando mi esposa suelta leperadas es que le están dando una súper cogida. Ahora Luis se está cogiendo a Paola que le brota leche de su coño y culo que escena más porno verla en esa situación. La mamada de Susy ya es tan fuerte que me estoy corriendo en su boca mientras mi compadre le daba con todo.

Me acerqué a mi esposa para ver como se la estaba cogiendo Fernando, la muy cabrona tenía una cara de satisfacción se mordía su labio inferior mientras le movía las nalgas como baile Hawaiano con la verga de Fer totalmente metida hasta el fondo del coño. Me susurró; que cogida tan buena me han dado los muchachos. Por cierto Fernando te presento a mi esposo. El sínico me dijo mucho gusto señor, claro que si con la verga metida a fondo en la vagina de mi señora como no le iba a dar gusto conocerme.

Mira Papi como le voy a sacar su lechita se veía impresionante el coño como se aferraba al palo del niño escurriendo semen del otro, como yo estaba junto a él no se atrevía a tocar las nalgas de Gaby, le tomé las manos y se las puse en las nalgas de mi esposa apriétalas fuerte para que no se te zafe. De inmediato empezó a gemir, le estaba llenando de leche el coño a mi mujer.

Me fui a la cocina a tomar otra cuba y ahí estaba Toño preparando unos tragos. Me preguntó; ¿qué te parecen los jóvenes?… Muy bien le respondí ya le metieron una cogida a mi vieja bien cabrona. Jejeje. Creo que hoy no nos van a dejar nada los chavales están tremendos solo falta que llegue Gilberto para que nos quedemos haciéndonos una paja. Jajaja. Bueno al cabo que ya tenemos práctica te acuerdas que rica nos la hicimos y la mamada estuvo tremenda le comenté. Toño me susurro; me gustó mucho mamarte la verga con el sabor del coño de nuestras mujeres condimentadas con la lechita que te sale me supo delicioso. De acordarnos se nos estaban parando las vergas Toño me la pajeo muy rico lentamente apretando su mano.

Cuando salí de la cocina con los tragos vi a Paola que salía del baño, de inmediato me acerque a ella y la abracé por un rato, luego le planté un besote de fuego mientras mis manos recorrían su cuerpo, que rica flaquita sus chichitas duras y sus nalguitas paraditas totalmente depilada me empezó a pajear la verga me senté en el sillón y ella subía una pierna a un lado de mí dándome un show maravilloso de su rajita luego se hincaba haciendo círculos con la punta de mi palo se la centró en su coñito y con un pequeño esfuerzo se le fue hasta el fondo estaba muy bien lubricada con sus jugos y los restos de semen de los jóvenes.

Uff… Que rico se mueve, las puntas duras de sus pezones me hacen cosquillas en mi pecho, la muevo con los brazos y se siente muy ligerita nos besábamos con locura, al otro extremo pude ver a mi compadre agasajándose con mi esposa, Estaba en pleno idilio con Pao cuando Luis le cercaba su verga bien tiesa a sus labios, ella cerraba sus ojos y le daba unos chupetes se la pajeaba rápidamente, yo estaba medio molesto viendo a unos centímetros la verga como me quitaba esa boca tan rica.

Pao hacia un esfuerzo para meterse toda la verga a su boca le venían arcadas la soltaba y casi chocaba en mis labios Paola acababa besándome con fuego con sabor a verga. Se le veía tan dura que Pao le daba unos chupetes con mucha succión que salía de sus labios punzando, me dieron ganas de chuparla pero me contuve, el joven algo le dijo al oído y Pao afirmó con la cabeza, Luis tomó un frasco con lubricante se bañó la verga, Paola sacaba casi toda mi pija y paraba sus nalguitas y el suertudo se la dejó ir lentamente por el culo.

Paola gritaba; ¡Uff que rico me están cogiendo!! No paren nosotros le dábamos con movimientos alternos y Pao movía sus nalgas de un lado al otro, le venía un orgasmo muy fuerte se le convulsionaban sus nalgas sentía como se rozaba mi verga con la de Luis que aceleraba sus movimientos parecía perro cogiendo, Pao jadeaba con todo y se tensaba con un orgasmo muy fuerte de pronto Luis le metió la verga hasta el fondo y empezó a correrse con fuerza, sentía sus espasmos en mi verga como le llenaba de leche el culo a Paola cuando él estaba en los últimos espasmos yo le soltaba varios chorros de leche, Pao Gritaba; ¡que rico nos estamos vaciando los tres!!. Me metía su lengua hasta la campanilla. Se oían gritos y suspiros de Susana.

Cuando voltee a ver a mi esposa estaba a sentada con las piernas abiertas con la verga de mi amigo adentro, y la cara llena de leche de Fernando que le limpiaba la verga a lengüetazos como si fuera un caramelo, me quedé frío viendo a mi Toño limpiar la leche de la cara de Gaby con la lengua ¿Le chuparía la verga a Fernando?… Mi compadre Paco estaba aprisionado por las piernas de Susana, pues se la cogió en la alfombra ella lo tenía inmovilizado.

Aprovechamos para cenar algo y rellenar las copas. Veía la cara de los chavos que no perdían de vista a Gaby y a Paola parece que se las estaban cenando con los ojos. Afortunadamente Gilberto estaba fuera de la ciudad. Cuando terminamos de cenar Susana inventó un juego de las sillas calientes pusieron tres sillas en el centro de la sala sentaron en las sillas a los dos jovencitos y a mi compadre ellas van a girar bailando lo más cachondo posible alrededor de ellos, cuando la música pare la que esté más cerca del hombre se tendrá que sentar a coger con todo, la última en sacar la leche tendrá un castigo con Toño y conmigo.

Empezó el juego las señoras les bailaban totalmente desnudas moviendo sus nalgas en la cara de los chavales, mientras a la pasada aprovechaban para hacerles una caricia en el pito, en eso la música paró y de inmediato se dieron un sentón en la verga, a mi esposa le tocó con mi compadre a Susy con Fernando y a Pao con Luis. ¡Qué barbaridad!!! Las señoras les daban una cogida a toda velocidad buscando sacarle la leche al compañero. Toño y yo nos volteamos a ver absortos no pensamos que nuestras esposas sean tan putas

Toño quitó la pausa y empezó la música, las damas se desenchufaron y empezaron a bailar, ¡con que gusto les mostraban el culo!! Mientras bailaban les metían la lengua en sus rajitas seguían girando alrededor de ellos haciendo pornografía, Fernando tenía su verga con punzadas estaba muy excitado les daba de nalgadas cada vez que tenía alguna dama a la mano, Luis de plano se hacía una paja y con la otra mano les acariciaba la panocha y los pezones. Las señoras felices de ver las caras que ponían con sus bailes. Toño puso la pausa a la música.

De inmediato se dieron un sentón en las vergas esta vez le tocó a mi compadre con Susy, Paola con Fernando y mi esposa con Luis. ¡Qué forma de coger!!… Subían y bajaban a toda velocidad esta vez entre de juez a ver de cerca si estaban bien enchufadas, obviamente que sí pero aprovechaba para meter mi mano entre las nalgas de cada una para sentir como les resbalaba la verga dentro del coño, Mi esposa y Pao tenían un orgasmo, yo le daba a Toño a oler mis dedos y hasta me los chupó. La música empezó de nuevo y con protestas de todos se pararon a bailar.

Toño me dijo ahora yo soy el juez, después de muchas acciones muy calientes pare la música, las señoras corrieron a enchufarse y empezaron las protestas pues a Paola le tocó con mi compadre, ella gritaba no vale esta la tengo siempre yo quiero una nueva. Jejeje. Mi esposa con Fernando, Susy con Luis, y el matrimonio de Paola y mi compadre. Toño se daba vuelo checando que estuvieran bien enchufados les acariciaba el coño y la correspondiente verga, incluso metía la falange de su dedo en el coño con todo y pija dentro, las señoras se movían a toda velocidad buscando sacarle la leche a alguno, la más aplicada era Paola pues quería deslechar a mi compadre. Mi esposa puso a trabajar su perrito en la verga de Fernando que empezó a jadiar y a llenarle de leche el coño de mi esposa, Toño fue a certificar que se estaba corriendo metiendo su mano para acariciar el coño, de inmediato sacó sus dedos llenos de leche y se los metió en la boca de Paola que seguía retorciendo las nalgas en la verga de su esposo.

Puse la música de nuevo, mi esposa y Fernando estaban de espectadores pero mi mujer le seguía pajeando suavemente la pija, mientras él le acariciaba los pezones, Los bailes seguían con todo Susy le metía las narices a mi compadre entre sus hermosas tetas mientras él se agasajaba con sus nalgas. No querían cambiar lugares para que no sucediera lo mismo de que le tocara su esposa entonces corté la música de inmediato Susy se cogió a mi compadre y Paola a Luis, Toño de juez metiéndole mano a Paola, y mi mujer también se puso de juez metiéndole mano a Susy y a mi compadre.

Se oían jadeos de Paola y Luis estaban trenzados en un beso de fuego mi compadre certificando la corrida de Luis sacó su mano escurriendo leche y se la dio a chupar a mi esposa y a Susy, Mi esposa le pajeaba la verga a toda velocidad a mi compadre, y Susy se dejaba caer moviendo sus nalgas, Susana se levantaba de nuevo y mi esposa le pajeaba rápidamente la pija de Paco hasta que grito que se va a correr, Gaby le movía el tallo y el glande se lo enterraba Susy y entre las dos le sacaron una corrida monumental. Toño seguía feliz acariciando los sexos de Luis y Pao llenando sus dedos de jugos me los metió en mi boca, tenían un sabor delicioso que me puso a mil.

Falta el castigo de la perdedora porque hubo mano negra. Jajaja. Que castigo le ponemos a Susy; después de muchas propuestas mi compadre propuso que Toño y yo le metamos la verga al mismo tiempo por el coño. Susana se reusaba gritando con una carcajada ¡no me van a caber!!, Nos acomodaron a Toño y a mí en posición de tijera invertida o sea que nuestros huevos quedaban juntos Paola y mi esposa nos preparaban a nosotros con una súper mamada que me daba Pao, y mi esposa preparaba a Toño Los jovencitos estaban hincados mamando los dos agujeros de Susy luego nos rozaban una verga con la otra y se sentía delicioso, por último nos bañaron de lubricante y le aplicaron a Susana bastante en su coño, Susy abría las piernas lo más que podía y se metía mi verga al fondo y luego la sacaba y metía la de Toño luego dejo la punta de la pija de Toño adentro, empezó a meter la mía yo le ayudé con un empujoncito, mi amigo hizo lo mismo y los dos glandes estaban dentro.

Poco a poco Susana bajaba más y nuestras vergas se fueron deslizando para adentro, todos miraban con sorpresa como desaparecieron nuestras pijas en la vagina de Susy. Uff se sentía apretadísima, Susy empezó a subía y a bajar cada vez más rápido, le vino un ¡orgasmo tremendo se le convulsionaban las nalgas tenía punzadas muy fuertes!!… Los chavales le estrujaban las tetas y le pellizcaban los pezones, Toño tomó la iniciativa de hacer un mete saca, yo sentía delicioso como me acariciaba la verga con su palo, Susana estaba como desmayada de placer, Me empecé a mover en forma alterna y el roce era mayor es un placer indescriptible estar dentro de un coño con el roce de otra verga sentía las manos de mi esposa y de Pao pues no se lo creían.

Yo sentía que estaba a punto de correrme y me quedé inmóvil con la verga metida al fondo, Toño se seguía moviendo y eso hizo que me corriera con unos jadeos y espasmos tremendos no sé de donde me salía tanta leche, al sentir Toño que me estaba corriendo en las entrañas de su mujer también empezó con una tremenda corrida lo sentía en mi verga, Susana y Toño jadeaban con fuerza. Mi esposa estaba hincada a un lado de nosotros con dos dedos dentro de su panocha mamando la verga de Fernando y Paola igual hincada mamando con todo la verga de Luis.

Esperamos sus comentarios que tanto le gustan a Gaby.