Yo soy morena, senos pequeños pero con un buen trasero; mi mamá tiene unos pechos especturales y un buen trasero

Esto ocurrió hace unos años cuando aún vivía con mis padres. Yo soy morena, senos pequeños pero con un buen trasero; mi mamá tiene unos pechos especturales y un buen trasero.

La historia de cómo tuve mi primera relación lésbica con mi mamá

Habia acompañado a mis papás a una cena de la compañía donde trabaja mi papá, él había tomado mucho por lo cual cuando llegamos a casa cayó rendido cuando estuvo en su cama, mi hermanito se había quedado en casa de mis abuelos, así que teníamos casa sola; como mi papá olía mucho a alcohol mi mamá me dijo que si podía dormir en mi habitación esa noche a lo cual no me negué. Nos pusimos la pijama y nos fuimos a dormir, habían pasado algunas horas que me había quedado dormida cuando de pronto escucho una respiración muy agitada, no me volteé inmediato, seguía fingiendo que dormía para ver qué pasaba, mientras seguía escuchando esa respiración acelerada noto un movimiento debajo de la colcha, y cuál fue mi sorpresa cuando caché a mi mamá masturbansode. Eso me puso caliente de inmediato y me hizo actuar sin pensarlo.

Cuando volteo a ver a mi mamá ella se sorprende de que la haya cachado tocándose, no le di tiempo de decir algo porque inmediatamente la besé, al principio no me respondía y hasta trataba de alejarme, pero me puse sobre ella y le agarre las manos por encima de su cabeza, cuando por fin deje de besarla me dijo que no podía hacer eso conmigo, le dije que no sintiera culpa que se imaginara que era alguien más, notaba la lujuria en sus ojos así que me apresuré a besarla nuevamente, liberé sus manos para comenzarla a tocar sobre su boca, cuando sus manos estuvieron libres metió sus manos adentro de mi camiseta y comenzó a recorrer todo mi cuerpo. Poco a poco nos fuimos quedando sin ropa, y cuando estábamos completamente desnudas comencé a besar todo su cuerpo, comencé en su boca y pase por su cuello cuando comenzó a gemir, con pequeños besos llegué a sus senos y ahí me detuve un momento para comenzarlos a lamer y mordisquearlos hasta que sus pezones estuvieron completamente duros, besé todo su viente hasta llegar a su vagina, cuando llegue noté que ya estaba muy húmeda así que juguete con su clítoris y cada vez que le daba pequeños mordiscos ella jadeaba y arqueaba su espalda, paseaba mi lengua por toda su vagina y poco a poco comencé a meter mi lengua, conforme aumentaba la velocidad de me lengua en su vagina ella agarraba mi cabeza para que no saliera de ahi, tan solo ahí logre que tuviera su primer orgasmo, y aún con sus jugos en mi boca la bese para que se saboreara, mientras nos besamos ella me tumbo sobre la cama y me dijo que era momento de hacerme gritar, mientras me chupaba mis senos con su mano comenzaba a masajear mi vagina, me dio dos de sus dedos para que los chupara y esos dedos fue los que inteodujo en mi vagina sacando un gran grito, comenzó a meter y sacarlos hasta, me puso boca arriba y me abrió las piernas y me comió mi vagina con unas ganas que tenía que agarrarme de las sabanas por tanto placer que tenía, al poco tiempo acabé y me besaba tiernamente en la boca y así besándonos la puse sobre la cama y nos pusimos en posición para hacer tijeras, nos frotábamos con una fuerza que por un momento pensé que rompíamos la cama. Acabamos tan exhaustas que nos dormimos inmediatamente.

Fue una noche que no se ha repetido pero como me gustaría repetirla.