Me calienta mi profesor ¡Me convertí en su putita!

Hola a todos y todas, aquí otra vez para seguir contándoles mis historias y en esta ocasión les voy a platicar de como un profesor de la escuela se enteró de que yo era travesti, muy putita y me dió una rica cogida.

Recuerdo que era un día miércoles, estaba en casa terminando mi tarea cuando recibí un mensaje de uno de mis profesores al cual le debía una tarea que por un problema que tuve no se la había podido entregar y por lo tanto tenia que ir a su casa a entregarle el trabajo escolar si es que quería pasar su materia, en el mensaje me decía que no se me olvidará entregarle el trabajo ya que era mi última oportunidad de pasar su materia, en eso también me mando mensaje mi primo diciéndome, hola prima o mejor dicho Karla sabes tengo muchas ganas de verte vestida bien puta como la última vez y me chupes la verga para después darte una buena cogida putita.

A mi profesor le contesté que si que ya tenía listo mi trabajo y que se lo iría a dejar saliendo de clases, me contestó ok te espero antes de las 3 de la tarde ya que tengo que salir si no llegas a esa hora olvidate de tu calificación y reprobaras mi materia es tu ultima oportunidad, a mi primo también le contesté el mensaje, que si que yo también tenía ganas de volver a ser su putita y disfrutar de su rica verga, pero el mensaje en lugar de enviárselo a mi primo se lo mandé a mi profesor acompañado de una foto vestida muy puta y diciéndole que ya tenía muchas ganas de volver a tener su rica verga en mi boca y culito.

Generalmente siempre elimino los chats para evitar que alguien los vaya a ver o evitar alguna confusión como la que me pasó, nunca me di cuenta del error y como estaba tan ocupado terminando mi tarea deje mi teléfono, esperando que mi primo me contestará el mensaje, paso poco más de media hora y nada que me contestará mi primo, pensé que el también estaría ocupado y no podía contestarme.

Ya no le escribí nada lo deje así, al otro día ademas de mis cosas de la escuela en mi mochila llevaba mi ropa de putita por que sentía que sería un día muy rico e inolvidable y además quería ir a la casa de mi primo y pasarla muy rico siendo su putita, llegue a la escuela como siempre saludé a mis amigos, amigas y compañeros, uno de mis amigos me preguntó si había terminado el trabajo que tenía que entregarle al profesor, le dije que si que saliendo de clases iría a dejárselo, me dijo que si podía hacerle un favor y entregarle también el de él ya que no podria ir y no quería reprobar esa materia, le dije que si que solo le avisara al profe, le mando mensaje y el profe le dijo que si que no había problema.

Ese día y como casi todos los días sin excepción debajo de mi ropa de niño traía puesta mi ropa interior de niña, era una tanga de color negro, y a diferencia de otras ocasiones ese día me puse unas medias igual en color negro, me sentía muy putita y tenía ganas de una rica verga y ser la putita de alguien, al salir de una de las clases me encontré en el pasillo a mi primo con sus amigos, nos saludamos y salude a sus amigos, le pregunté si tenía clase y me dijo que no que tenían libre una hora e irían a jugar fútbol me invitaron pero preferí solo verlos sentada en una banca que había junto a la cancha, mi primo al terminar de jugar se me acercó y puso sus manos sobre mis piernas, eso me gustó mucho pero me asusto ya que alguien podía vernos me sonrió y también le sonreí de una manera muy nerviosa, me pare de ahí y nos fuimos cada quien a su salón ya que la hora libre había terminado, espero a que nadie nos viera y me acaricio las nalgas, me dijo al oido primita quiero que esas ricas nalgas se coman mi verga otra vez, eso me puso super cachonda.

Al salir de clases mi amigo me entregó su trabajo y nos fuimos caminando hasta donde el tomó su transporte para su casa y yo el mío para la casa de mi profesor, me sentía aún muy excitada, caliente, cachonda por lo sucedido con mi primo, sentia una sensación rara, como si algo bueno pasaría y quería entregar lo mas rápido posible los trabajos a él profesor y después hablarle a mi primo para que me diera una rica cogida, llegue a su casa toque la puerta y salió el profesor a abrirme la puerta, me hizo pasar, me dijo ponte comodo y enseguida revisamos tu trabajo, estaba ahí en su sala mientras el estaba en lo que suponía era su recamara, me dijo ven sube aquí estaremos más cómodos, subí las escaleras y entre a donde estaba el profesor y efectivamente era su recamara, me dijo dame un minuto y regreso mientras saca tu trabajo para que lo revisemos, salió de recamara y note que en su cama había una nota que decía, «Me gustaría conocer a Karla ver qué tan puta es y disfrutar también de una buena mamada y su rico culito».

Me quedé como en shock no podría creer que mi profesor supiera de Karla, me preguntaba cómo es que lo sabia, como me había descubierto o quien se lo dijo, hasta el momento solo uno de mis primos y uno de mis tíos sabían de Karla, al regresar se colocó detrás de mi y me dijo al oído, te has de ver muy bien vestido de putita, y me besó en el cuello, sentí como se me erizo toda la piel y sin voltear le pregunté cómo era que sabía de Karla, paso sus manos al frente con su celular y vi el mensaje que según yo le había enviado a mi primo, yo solita me había puesto en evidencia con el, me tomo de la cintura y volvió a decirme, de verdad me gustaría mucho conocer a la putita de Karla sentir su boquita de mamadora en mi verga y sentir como se la come con el culo y diciendo esto me acarició las nalgas.

Yo estaba muy nerviosa y apenada pero al mismo tiempo súper excitada, caliente y con ganas de probar su verga, así que pensé ya me descubrió así que no tiene caso que lo niegue y creo que será mejor disfrutarlo, así que me di la vuelta le dije ok, salga a la sala y cuando le diga que puede subir y entrar regresa, salió de mi recamara y sin pensarlo mucho saque de mi mochila la ropa de niña que llevaba y comencé a vestirme, me puse una blusa de tirantes, ya traía puesta mi tanga negra, mis medias, me puse una minifalda rosa, apenas me cubría las nalgas y me puse unas zapatillas de plataforma, me maquille, pinte los labios de rojo y por último me coloque unos pendientes de esos que solo se abrochan en el lóbulo de la oreja.

Una vez lista y con la voz más femenina que pude le hable a mi profesor y le dije que ya podía subir, me pare frente a la puerta, al entrar me vio y dijo no mames en serio eres Karla? Me di una vuelta y le dije te gusta lo que ves? está soy yo cuando dejó salir a la putita de Karla, sí me gusta mucho, te ves muy bien, estás muy buena y si se ve que eres bien putita, se acercó a mí me tomo de las manos y me beso, sentí su lengua tratar de abrirse paso entre mis labios y le correspondi el besó, mientras nos besábamos me acariciaba las piernas, las nalgas, hizo a un lado mi tanga y sus dedos trataban de entrar en mi culito.

Me besaba en el cuello, mientras sus manos bajaban los tirantes de mi blusa, mis pequeñas tetitas quedaron al descubierto y las comenzó a chupar, decia que le gustaban mis pequeñas tetas, yo tenía los ojos cerrados y disfrutaba de sus ricas caricias, mientras gemia y le acariciaba la cabeza y le decía, mmmmm, que ricooooooo, me encanta como lo haces papiiiiii, aaaaaaaah, aaaaaaaah, que ricoooooo, chupas mis tetitas papiiiiiiii, le desaboche el pantalón y se lo baje junto con su bóxer para poder acariciarle le verga y sus huevos, al contacto con mis manos su verga comenzó a responder y se empezó a poner dura, le acarciaba desde los huevos hasta la punta de la verga.

Escuche su respiración un poco agitada y dejó escapar un mmmmmm, que ricas manos putitaaaaaaaaaa, dejó de chupar mis tetitas, me jalo hacia la cama, se sentó en la orilla y puso sus manos en mis hombros, comprendí lo que quería y me inque al pie de la cama, su verga quedaba exactamente a la altura de mi boca, sin tocarla con las manos la busque con mi boca y empecé por darle un besito en la punta, mientras con las llemas de los dedos acarciaba sus huevos, rocorri toda su verga con la lengua, de la punta hasta los huevos los cuales lami y bese, volví a recorrer su verga con la lengua varias veces, cada que llegaba a sus huevos los la mía, besaba y me los metía a la boca, el solo acariciaba mi cabeza y me decía, ay putita que ricoooooo, aaaaaaaah, aaaaaaah, mmmmm, se siente muy ricoooooo putitaaaaa, mmmmm lo haces bien rico.

Comencé a meterme toda su verga a la boca para darle una muy buena mamada, sentí como se fue poniendo dura su rica verga dentro de mi boca, disfrute chuparle la verga mientras escuchaba como gemia, gruñia y me decía, a siiiiii, a siiiiii, asiiii, putitaaaaaa, a siiiii, que ricoooo, que ricooo, la chupas, mmmmmmmm, putitaaaaaa, mamas riquísimo, ufffffffff putitaaaaaaaa, si que sabes mamarrrrrrrr, aaaaaaaaaah, se la chupe un muy buen rato, cuando sentí que se venía puse la punta de su verga en mis labios, abrí la boca y saqué mi lengua y toda su rica leche fue resbalando por mi lengua y me la comencé a comer, una vez que dejó de salir su leche con la lengua limpie muy bien la punta y alce la vista para ver la cara de felicidad que tenía mi macho.

Su verga a pesar de haberse venido y muy abundantemente seguía dura y lista para lo que seguía, yo ya estaba ansiosa de sentirla en mi culito y el de metermela, se la volví a chupar para dejársela llena de saliva y me la metiera muy rico, se paro de la cama, me hizo recostarme en ella, lleno de saliva mi culitoy subió mis piernas en sus hombros, viéndome a los ojos me dijo, ahora vas a sentir como te entra mi verga putitaaaaaaaaa, tome su verga y la puse en la entrada de mi culito y le dije, ya papiiiii, metemela, comenzó a empujar lentamente y sentí como mi culito se iba abriendo al paso de su verga, ay papiiiii, ay papiiiiiiii, que ricooooo se sienteeeee, mmmm, papiiiiiii, se siente riquisimoooooo, su verga entró hasta el fondo y comenzó a sacarla igual de lento, para después empezar a meterla y sacarla con fuerza, me tenía muy caliente, ay papiiiiii, ay papiiiiiii, que ricooooo, que ricooo, mmmmmm, papiiiii cogemeee, cogemeee, darmela todaaaaaa papiiiii, ayyyyyyy, siiiiiiiiiii, asiiiiiiiii, ayyyyy que ricoooooo me cogessss.

Mmmmm putita que ricooooo culito tienes, esta bien cerradito y aprietas riquisimoooooo, putitaaaa, aaaaaah, que ricoooooo, te la comes bien ricoooo, ayyyyy papiiiii damela, damela todaaaaaa, uyyyyyy siiiiiii asiiiiii que ricoooo, massssss, massssss, papiiiiiiii, de pronto sentí como me la metió hasta el fondo resoplo y grito aaaaaaaaah, me vengooooo putitaaaa, me vengooooooo, dejó caer todo su peso en mi y le dije, siiiiii siiiiii papiiiiiii dame toda tu lechitaaaaa, damela todaaaaaa papiiiii, sentí su rica leche dentro de mi y su verga se fue saliendo y resbalandose fuera de mi culito, senti que me lo había dejado muy abierto.

Se recostó a mi lado y me dijo uffffff que rico me deslechaste putitaaaa, tienes un culito delicioso el cual espero seguir cogiendome, le agarre la verga y le dije claro que si papiiiii cuando gustes es tuyo.
Nos besamos y después de todo eso me metí al baño para limpiarme y volver a ponerme mi ropa de niño ya que tenia que irme a casa.

Espero les haya gustado esta deliciosa cogida que me dieron y la hayan disfrutado leyendo como yo la disfrute.