Las confesiones de mi hermana

Hola niños y niñas se que me perdí pero luego les diré por que, hay mucho que contar.

Este relato no es mío pero me pareció muy excitante y morboso contarlo, se trata de mi hermana mayor.

Les describo a mi hermana: ella está un poquito más alta que yo y le gusta mucho usar tacones, trabaja en ventas y siempre tiene que andar arregladilla, creo que su mejor atractivo es su cintura y sus piernas, va al gym regularmente pero no mucho, aún así ella sí está un poco nalgona, digamos con jeans o vestido no se nota mucho pero cuando se pone traje de baño si, y como ya es mamá , pues tiene bonitas caderas y nalgona, de busto es un 34 b que ya le creció más, dicen mis tíos que embarneció o algo así. 

Bueno el relato sucede por que mis primas nos fuimos a casa de mi hermana a tomar, noche de chicas ya saben eso.

Nos dijo que habitualmente visitaba al menos una vez al mes a su cartera de clientes y que a cada uno lo veía o tenía que ver 1 vez al mes, bueno les contaré el relato como ella nos lo contó.

Una vez al mes iba con ese cliente que siempre me atendía al final, lo odiaba por que pasaba a todos los proveedores ya fuera hombres y mujeres por delante mío y al final casi a las 7 de la noche me pasaba a mi.

Ya saben yo siempre ando vestida con tacones vestidos, rara vez traigo pantalón, y eso al parecer a él le gustaba.

Él es como de entre 48 y 52 años y siempre que llegaba me miraba fijamente a los ojos y yo francamente me ponía nerviosa, justo cuando comenzaba a hacer mi labor de venta más nerviosa me ponía y me paraba para acomodar ciertos productos míos en su estante, cosa que el disfrutaba (me lo confesó después) 

Ya cuando paso el tiempo unos 3 meses ya yo me movia mas coquetamente pues ya no era indiferente para mi, y notaba de vez en cuando su mirada en mis piernas o mis nalgas.

Un día yo llevaba un vestidito azul clarito nada coqueto mientras no me sentara, pero el tenía un sillón muy bajo de esos que te cuestan trabajo levantarte, ese día yo desayuné con mi novio y se puso un poco celoso, por que cuando me subí a su carro se me subío el vestido mucho, y me dijo “que vestido tan travieso traes hoy, espero se porté bien”.

Bueno total, él me dijo que lo esperara, salió de su oficina y yo me senté en ese sillón, y el vestido se me subó a medio muslo, y pues ya saben con mis piernas bonitas por el gimnasio lo lucía bien, en ese momento me acordé de mi novio (Toño) y dije vaya que tenía razón este cabrón, pero dejé el vestido así levantadito, como les dije, mi cliente ya no me era indiferente y me gustaba ser coqueta con él.

Total ese día, se fue y se sentó ahí a mi lado y empezamos a platicar de mis productos y así como 15 minutos cuando se fue la luz…

Me dijo espera deja veo que pasó, salió de la oficina y había empezado a llover y se fue la luz en todo el edificio, y ahí fue que pasó lo demás.

Yo le dije que ya me iba por que así no podía trabajar y aparte por que vería a Toño, pero el insistió que pasaría rápido  lo de la luz.

Y fue cuando me dijo: “He visto como te mueves cuando pones tus productos, con esa intensa mirada directo a lo poco que los celulares podían alumbrar con el brillo de pantalla” y yo le respondí, pues es que me muevo así para que los venda y no me los deje ahí de adorno, y se rió.

Me dijo bueno acomoda los que faltan ten, te presto mi celular para que tengas luz.

Como niña buena me paré y empecé a acomodar mis productos, sentía su mirada en mis nalgas como nunca antes…ese día llevaba una tanga negra muy chiquita que le daba mas forma a mis pompis, y a parte quizá tendría acción con Toño.

En una vuelta que venía hacia el sillón le vi una erección enorme con la luz del celular, a lo que abrí la boca con cara de asombro… él se dió cuenta y me dijo ven…

Ahí obedecí otra vez, me dijo así no tenías el vestido hace rato, y yo le dije a que si, me dijo subetelo un poco tienes una piernas hermosas como para que no lo luzcas y yo le dije, bueno solo hasta aquí, era medio muslo igual que antes. Él abrió mas sus ojos y le dije que nunca había visto algo así, y me dijo en mi oficina sin luz a esta hora no… 

Luego puso su mano sobre mi muslo y sentí todo un calor recorrer sobre mi cuerpo, me dijo solo dame un beso y te vas, y le di uno pequeño pero el metió su lengua y yo acepté eso, seguía acariciando mis piernas y de pronto se bajó el cierrre, y puso mi mano ahí, era una verga gruesesita digna de un hombre de 1.75 mts para mi que soy chiquita de apenas 1.60 mts.

Me dijo si quieres chuparla adelante, si no pues no…Apenas terminó de decir esto y yo estaba mamando esa verga tan deliciosa, no olía feo ni raro, solo a verga guardada tras el día de trabajo, y chupaba y la metía rico, como una novia a su novio, para estar mas comoda me puse de rodillas frente a el con mis nalgas hacia arriba que hacía que me viera muy puta la verdad.

Así estuve un rato hasta que terminó en mi boca, no dije nada, solo me lo tragué y él me acerco un pañuelo para limpiarme.

Me levantó y me puso con las manos en su escritorio y ahi estaba yo, siendo cogida por un cliente muy grande yo tenía apenas recién 27 años, y justo mi cuerpo estaba bien formado por el gimnasio y por las buenas cogidas que me aventaba con Toño.

Me levanta el vestido y vió mi tanga, la bajo y me dio un beso en cada pompi luego se acomodó y por detrás me hizo un oral muy rico que me hizo venir a los minutos…

Imagínense estaba a punto de parar por que Toño marcó y tengo su número con un tono para él, pero ya era mucha mi calentura y el morbo…

En eso se levantó y ya tenía una buena erección, separó mis piernas y me la empezó a meter muy rico… Me dijo algo que me dejó helada pero luego me dio morbo, me dijo y si le contestas a tu novio mientras te cojo, y le dije noooooooo con una cara de vergüenza que me puse roja…

Así estuvo un ratito luego me dijo ven, que esos tacones sirvan de algo, se sentó en su silla, una ejecutiva de piel y me dijo date la vuelta y mis codos estaban en su escritorio y yo me daba sentones en esa verga tan ricaaaaaaaaaaaa… así lo hicismo y le pedí que me nalgueara por que eso me gustaba, me nalgueó tal cual como yo quería y ahí me tienen moviendome de arriba abajo encajandome su verga de lo más ricooooooo.

Hasta que me vine y el lo sintió… yo aún traía el vestido…

Luego le salió su lado cabrón y me dijo chupamela zorrita vendedora que salga mi leche para tu boca otra vez, y se la empecé a chupar de nuevo pero esta vez yo ya estaba como poseída demasiado excitada la verdad que creo que le hice un gran oral…

Me jalaba del cabello y me la sacaba luego otra vez me la metía y me decía “métetela mami, dale rico zorrita” (mami y zorrita me prenden cuando me dicen así) y se la chupaba y con mi lengua lamía el tronco y la punta y con mis labios apretaba ( mi celular no dejaba de sonar ) y se vinó otra vez en mi boca y otra vez me lo tragué casi al instante…

Cuando se subió el cierrre llegó la luz, yo me acomodé el vestido pero no sin antes me dijo, a ver te tomaré una foto de recuerdo, levanté mi falda y me la tomó…

Me fui y Toño muy molesto me dijo que por que no contestaba, le dije mmmm mi vestido si se portó mal, al instante noté una erección (estabamos en su carro) le hice un oral y se le quitó lo enojado…

___________________________________________________________________________

Besos, luego subo relatos míos

Dany