Dos madres se dejan llevar por la calentura y en lo único que piensan es en divertirse cuando sus hijos están en la escuela

Un Sumiso más del montón, de esos que van por ahí llorando en las esquinas y rogando como perro que le brinden un poco de cariño, uno de los que me he cruzado en el camino y que como tantos otros, no han sido nada en mi vida, solo mi pasatiempo, el desahogo que busco.

Carlos, el sumiso al que desde la distancia ordeno y controlo, al que ordeno azotarse, sodomizarse, ese sumiso al que le procuro maltrato y humillaciones, ese que lleva un cinturón de castidad constante, al que solo le permito quitárselo para asearse a determinadas horas y al que vigilo que no pueda masturbarse sin mi permiso… mis castigos no son blandos y menos cuando estoy cabreada.

Le conocí por medio de un amigo en común (un amigo tranquilo, cariñoso, caballeroso, amplio) el perfecto para tener una relación vainilla…

Nos conocimos por una red social, después de un tiempo ya lo tenía adiestrado y esclavizado, sin ningún tipo de límites, todo lo deseaba y todo lo aceptaba,…pero; deseaba tenerme realmente.

Se convirtió en un esclavo ladilla, pesado, absorbente,… desde que se despertaba hasta que se dormía lo tenía en mi whatsapp y en mi teléfono, aunque estuviese en su trabajo (es profesor de un gran Instituto, de una gran Comunidad autónoma).

Mi esclavo Carlos, tuvo en su vida diferentes Amas, pero; ninguna como yo… empezó a verme como la mujer con la que podría vivir, hasta que un día hablando por teléfono, me dijo.

-Ama Mari, quiero decirte que puedo pedir traslado de Instituto e irme a vivir contigo, si así lo deseas.

-vamos, que te tomas atribuciones que no te corresponden. ¿No me hablas de usted?.

-Perdóneme, lo siento, pensé que podría hablarle de tu.

-Bueno, no pasa nada…date con el cinturón en la espalda 12 veces,… mejor no, que sean 25, así me sentiré mejor., ah, que sea con la hebilla.

-Como usted ordene Mi Ama.

Cambie de conversación, me envió las fotos de los azotes, la espalda le sangraba. A decir verdad, yo le hubiese dado más fuerte.

Suelo pegar con fuerza y sin consideración, para eso son los esclavos… que no saben ocupar su lugar.

Y continuamos con la rutina de llevar el cinturón de castidad 24/7, de controlarle su tiempo y sus salidas… y yo cada día con alguna buena idea para Mi Esclavo.

-Ama deseo conocerla, necesito estar bajo sus pies y ser su felpudo. Le prometo que tendrá la mejor lengua de todos los esclavos metida entre sus piernas.

-Me lo pensaré, pero no seas pesado insistiendo con lo mismo.

-Como digas Mi Ama. –Contestó.

Ya pasadas unas semanas, aunque hablábamos todos los días, me pregunto si podía llamarme para decirme algo muy importante.

-¿Qué importante puede decir un esclavo? ¿Me quieres adular? Llama.

-Gracias Mi Ama por permitirme escucharte nuevamente. Quiero decirte que a ti te va muy bien dominar y controlar, te gusta, y eso lo notan los Sumisos y Esclavos

-Eso lo sé, soy DOMINANTE desde siempre.

-Quiero entregarme a ti, ser dominado, controlado y castigado por ti, necesito entregártelo todo. Pero, no me gusta ni quiero la sumisión online, quiero real, quiero estar contigo. Me gustaría ser tu pareja.

– Carlos no entiendo que quieres decirme.

– Lo que estoy diciendo es simplemente que deseo estar contigo, conocerte y deseo ser tu pareja. -Me dijo.

– No tengas prisa, igual eres mi Esclavo. –le contesté.

-También he ofrecido pedir destino para tu ciudad en Castilla y León.

-¿Estás seguro que quieres dejar tu vida por mí? –Le pregunté.

-Le prometo que antes de irme al Instituto dejaré la comida hecha todos los días y al regresar, comeremos y después cuando te tumbes en el sofá a leer, a ver televisión o a hacer la siesta yo estaré de rodillas, metido entre tus piernas, lamiéndote hasta que te corras en mi boca infinidad de veces, las que tu desees. Y ya en la noche me levantaré y preparare la cena para que tú te alimentes. Yo cuidaré de ti y de tus alimentos.

Me tendrás para ti todas las tardes para hacerte disfrutar y tendrás una pareja que será tu Esclavo 24/7.

-Carlos, ¿estás seguro que deseas cambiar tu comunidad y venir a vivir conmigo? Tu no serás el único,… serás uno más. Además no conoces mi rostro, únicamente mi voz y mi edad.

-Sí, eso deseo, quiero estar bajo sus pies y ser parte de su vida… no me importa como seas físicamente, ya eres hermosa, una AMA bella.

-Ya que insistes y deseas estar conmigo, tramita tu traslado y vente, compra los billetes de avión.

– Mi Ama ya he pedido el traslado para Castilla y León y voy a un Instituto allí. Ansío estar totalmente bajo tu control. Te tenía esa sorpresa. Debo presentarme el lunes en el Instituto Leonardo Da Vinci.

-Muy bien, te voy a dar las siguientes instrucciones: Compra los billetes aéreos para el próximo viernes.

Cando llegues al aeropuerto dejas las maletas guardadas allí mismo, solo lleva contigo una pequeña maleta, con un ropa de cambio.

-Lo que ordenes Mi Ama.

-¡Calla y escucha!, irás directamente hasta los aparcamientos y buscas un coche de matrícula 4766 BNT y cuando lo encuentres, te metes en el maletero, que estará entre abierto. Te desnudas totalmente y tiras la ropa fuera. Encontrarás una capucha que debes ponerte y un collar de perro con una cadena metálica.

-Lo que ordenes Mi Ama.

…Tres días después, el día viernes a las 11:00 de la mañana, llego mi esclavo Carlos en el vuelo previsto desde Gran Canaria. Yo había ordenado a otro de mis esclavos que estuviese atento a su llegada y le siguiera hasta encontrar el coche y que cumpliera y obedeciera mis instrucciones.

Una hora y media después ya se encontraba encerrado dentro del maletero desnudo.

Mi otro esclavo tenía indicaciones de esperar una hora y después conducir el coche con  Carlos metido en el maletero, a una finca a dos horas de allí donde yo le esperaba y pasaríamos el fin de semana.

Cuando llegaron mis dos esclavos en el coche, salí de casa vestida con un corsé y ligueros negros y una mini falda roja.

Inmediatamente aparco mi esclavo, se me acerco y me dijo:

-Mi Ama, hemos cumplido sus órdenes, su esclavo viene en el maletero con la capucha puesta.

-Abre el maletero y sácalo, tómalo de su cadena.

Mi esclavo, obedeció abrió el maletero y sacó a Carlos, que estaba un poco maltratado por el viaje y la posición dentro del maletero.

-Tráemelo, le dije.

Trajo caminando a mi esclavo Carlos y me entrego la cadena en la mano. Lo primero que dije, fue:

-Ponte de rodillas Carlos.

Mi esclavo obedeció.

-¿Qué tal el viaje? Le pregunté.

-Muy bien Mi Ama, estoy feliz de tenerla frente a mí, deseaba este momento.

-Ok. Entra que te daré de beber como el perro que eres, debes venir muerto de la sed.

-Si Mi Ama, tengo sed, en el maletero hacía calor y con la capucha puesta era peor.

-Síguenos. Dije mirando a mi otro esclavo “Dani” que entro tras de nosotros con la cabeza abajo. (Dani el mismo esclavo que estuvo en mi fiesta de sumisos).

Ya dentro de casa, le ordené quitarse la capucha, aunque seguía de rodillas. Cuando me vio, quedo sorprendido.

-Ama no te imaginaba así, eres muy bonita y tu rostro es angelical.

-Sí, eso me dicen que soy guapa…lo sé, no eres el primero, ni serás el último.

Llevándolo encadenado, me senté en mi trono de Reina, le hice ponerse debajo para mearle y que después me secara el coño con su lengua.

-Tienes sed, abre bien la boca para darte de beber.

-Lo que ordenes Mi Ama.

Le solté el chorro de mi lluvia dorada, mientras mi esclavo Dani, veía la escena. Me levanté de mi trono y me recosté en un diván, llevando a mi nuevo esclavo de su cadena.

Abrí las piernas y señale con mi dedo índice mi clítoris y tiré de la cadena, acercándolo a mi entrepierna.

-Ven quiero ver que es lo que haces con tu lengua y como me harás disfrutar en las tardes cuando no estés en el Instituto.

-Como ordene Mi Ama, yo seré su perro lamedor…

-Dani sírveme una copa de champagne y te desnudas. –Le dije a mi otro esclavo.

Carlos estaba de rodillas, con su cabeza metida entre mis piernas comiéndome el coño, succionando mi clítoris y pasando su lengua y jugando con él.

Yo bebía mi copa de champagne frio…

Este esclavo me comía el coño sin consideración, pasando su lengua por todos los rincones, procurándome placer, estaba complacido de mi sabor y fluidos…pero no me corrí, Dani me observaba con la polla empinada.

-Date media vuelta con las manos atrás, te pondré estas esposas para que no te toques y ponte en esa esquina del salón, le dije a Carlos. Arrodíllate, no te mueves, ya te diré lo que haré contigo.

-Como órdenes Mi Ama.

– Ven Dani, sírveme otra copa, arrodíllate y comienza con tus deberes.

Dani, me sirvió rápidamente el champagne, se arrodillo y halo mi cadera hacia él, poniendo mi coño y culo frente a su cara, era mi mejor esclavo sexual, lleno de cualidades y con un gran atributo físico.

Le rodee con mis piernas el cuello y recargándolas sobre su espalda.

Miré a Carlos y le dije:

-Aprende Mi Esclavo, querías venir conmigo, aquí estas y tienes que aprender todo lo que me gusta. Mis Esclavos aparte  de encargarse de las obligaciones, las compras, atenderme, también son mis esclavos sexuales… los uso para mi satisfacción, los follo y monto mis orgias con todos. Son míos, mis esclavos 24/7

-Si Mi Ama.

Dani continuaba comiéndome el chocho, cuando me corrí en su boca le tomé del pelo y empuje su cabeza contra mí… mientras continuaba pasándome la lengua, fue un orgasmo largo…

-Ahora acuéstate en el diván, que quiero cabalgarte. –Le dije a Dani.

Muy obedientemente mi esclavo se recostó, mientras que yo puse mi coño depilado sobre él y empecé a moverme arriba y abajo, abajo y arriba… estaba frente a él, pero no podía acariciarme, porque yo llevaba puesto el corsé y el liguero sin bragas… después sobre su polla me gire para darle la espalda y moverme de tal manera que viera mi gran culo bajando y subiendo sobre su polla…y brindarle una buena imagen a mi esclavo…

Estaba en una buena sesión de folleteo con mi esclavo Dani, mientras que mi nuevo esclavo nos observaba con su polla empinada, pero esposado.

Después de correrme varias veces, con ese gran pollón le dije a mi esclavo que se corriera dentro de mí y que su leche empezará a salir y a regarse por mi coño y culo.

Mi esclavo se corrió, teniendo un gran orgasmo dentro de mi coño calientito…

Después de eso, dije:

-Dani, quítale las esposas a mi esclavo y tráelo e la cadena.

Mientras me puse a 4 patas en el diván con el culo levantado.

-¿Querías ser mi esclavo?

-Si Mi Ama, soy de su propiedad.

-Lámeme mi lindo coño y culo y bébete todos los fluidos y la leche de mi esclavo Dani.

-Como órdenes Mi Ama

-Carlos metió su cabeza entre mi gran trasero y empezó a lamer y a chupar durante un largo tiempo… sentía que succionaba la leche que salía de mi vagina…

-¿Puedo lechar yo, Ama?-me pregunto Carlos, aun lamiéndome el culo.

– jajajajaja No puedes masturbarte ni eyacular.

-Ama dame permiso, si…

-No, pesado, eres peor que un grano en el culo.

-Lo siento Ama.

-Dani, tráeme unos cubos de hielo y el cinturón de castidad.

Mi esclavo obedeció, llegando con los hielos dentro de un tazón.

-Levántate Carlos, le ordené.

Pasé los cubos de hielo sobre su polla y le deje gotear agua fría, hasta que se le bajo y le puse el cinturón de castidad metálico.

-Dani, ponle de comer a los perros, pon 4 tazones de comida con agua… y espérame junto a la caseta.

-Cómo ordene mi Ama.-Contesto mi esclavo Dani.

-¿Ama tienes perros aquí? -Pregunto Carlos.

-Sí, tengo tres hermosos pastores alemanes machos, los tengo entrenados, son muy buenos y cachondos jajaja. Ayúdame a poner la mini falda.

-Como órdenes Mi Ama. -Contestó.

-Ahora salgamos, quiero que conozcas los perros y también donde vas a dormir el fin de semana, mientras regresamos a Valladolid.

-Muy bien Mi Ama, estoy feliz de estar contigo.

Le agarre de la cadena, llevándolo hasta la caseta con los tres perros y donde nos esperaba Dani.

-Ama tus perros son grandes…

-Sí, y no son bravos, comparten comida y todo. Aunque se les pone la comida en tazones diferentes.

-Ama ¿por qué 4 tazones, si son 3 perros? –Preguntó Mi esclavo Canario.

-Mi Esclavo Carlos, una taza es tu comida, dormirás en la caseta los siguientes dos días y el domingo en la tarde iremos a Valladolid, después iras con mi esclavo Dani a recoger las maletas en el aeropuerto y vendrás a casa conmigo, para que organices todo para el lunes y te presentes en tu trabajo, en condiciones.

-Ama, pero me dejarás durmiendo en esta caseta con los tres perros.

-¡Claro!, tú serás la perra para ellos, te dije que son muy cachondos, te estarán follando todo el fin de semana. Anda, ponte a 4 patas que quiero verlo,…

-¡Pero Ama!-dijo Carlos.

-Obedece, para eso has insistido en vivir conmigo.

Carlos se puso a 4 patas, junto a la caseta mientras un pastor alemán se puso detrás suyo y empezó a follarle el culo y otro perro se ponía por delante buscando el orificio de la boca para meter la polla…

-Abre la boca perra, para que chupes la polla de mi pastor. –Le dije a mi nuevo esclavo.

Carlos obedeció, mientras el gran perro introducía su polla roja en la boca del esclavo.

-Mi Esclavo Canario, así aprenderás a dirigirte a mí y a hablarme de “usted” mis perros te follaran todo el fin de semana, que te aproveche perra.

El pobre esclavo no pudo contestar, porque tenía la boca ocupada… y también el culo.

-Mañana Dani les traerá comida… y piensa que solo son tres perros cachondos, que necesitan una perra y la perra eres tú…

-Por favor Ama. –Balbuceo Mi Esclavo Carlos.

Mientras que mi perro ya lo tenía remolcado del culo.

– Vamos Dani, que yo este fin de semana necesito un perro y mi perro eres tú.

-Como ordene Mi Ama, siempre es un placer cumplir sus órdenes…

Entramos a casa y Dani cerró la puerta tras él…

Mientras mis perros jadeaban en la caseta, con la que sería su perra ese fin de semana.