Cómo termine teniendo sexo en un camión con un desconocido

Hola, les contaré como sucedió todo… yo estaba viendo porno de transexuales en mi computador y la verdad me calente bastante así que busque algún chat en internet hasta que encontre uno y deje un mensaje que buscaba activo con vehículo por mi comuna, pasaron unos minutos y varias personas me hablaron y después de un rato le di mi whatsapp a uno de ellos y nos pusimos a hablar un rato, ya que a pesar de estar ardiendo y con el deseo de estar con un hombre también me daba inseguridad hacer lo que tenía pensado. Dejé de lado la inseguridad, o mejor dicho la calentura era incontrolable, quedamos a las 9.30 pm a unas 3 cuadras de mi casa (no le dije mi dirección exacta) y sali vestido normal con un buzo y poleron pero abajo iba con mi ropa de niña y un juguetito puesto en el culo. Esas 3 cuadras se me hicieron eternas, prendí un cigarro para calmarme mientras caminaba y pensaba en lo rico que me la iba a pasar. Llegue al lugar de encuentro y ahí estaba él estacionado en un camión blanco pequeño. Me detuve adelante y me subí nerviosisisima pero sin pensarlo demasiado. Era un hombre guapo de unos 35 – 40 años muy simpático y me fue conversando de cosas triviales en el camino, del trabajo de los gustos de cada uno, música, etc. La verdad es que con el paso de los minutos se me pasó todo el nerviosismo y solo me quedaba la calentura, me comenzé a sacar el buzo y me puse una calza negra que tenia abierta toda la parte del culo por lo que se veía mi colales, me puse unos tacos altos que llevaba en la mochila, también me puse una polera cortita y abajo un sostén con relleno. Quede como una putita arriba de ese camión mientras aun nos ibamos desplazando sin un rumbo fijo. Prendimos otro cigarro mientras seguía el camino, anduvimos cerca de 20 a 25 minutos hasta que encontramos un lugar oscuro y poco tránsito por la periferia de la comuna donde vivo y empezo la acción. Me empezó a tocar el culo con ambas manos mientras yo le desabrochaba el pantalón, tenía un pene muy rico unos 17 cm y algo grueso y empece a mamarlo con muchas ganas. Él seguía metido en mi culo y sin darme cuenta ya me habia quitado el juguete que traía y tenía dos dedos suyos dentro mío, se sentia muy rico yo estaba en las nubes y solo me concentre en mamar y mamar sin parar. Su pene entraba hasta mi garganta y luego volvía a salir me sentía como una verdadera puta y me encantaba. De vez en cuando pasaban autos por el lado nuestro y eso me exitaba mas. Era un hombre bastante potente, estuve cerca de 20 minutos con su pene dentro de mi boca y seguía durísimo yo ya no sentía mi boca, creo que él se percato de esto y me paso un condon para que se lo pusiera con mi boca. En ese momento me sente sobre él despacito hasta que tuve ese pico rico dentro mío y comence a saltar sobre él durante unos minutos pero la verdad esque adentro del camión era algo incómodo asi que poseídos por la exitacion abrimos la puerta del camion y nos bajamos, apoye mis manos en el camion y le levante la cola y comenzamos nuevamente, me tomó de la cintura y me lo metió fuertemente hasta el fondo, solté un pequeño gemido de dolor y placer. Me folló con furia y al estar alejados de casas y cualquier persona yo gemía con fuerza y disfrutaba enormemente de aquella situación y muy exitada al estar en un lugar publico teniendo sexo y vestida de puta. Estuvimos ahí como 15 minutos en esa posición el me agarraba del pelo y me decía que era su puta una perra y me seguía metiendo su rico pico adentro de mi culo. Fue tanta la exitacion que eyaculé parada en la calle apoyada en el camión mientras el me follaba sin parar, fue el mejor orgasmo que he tenido hasta el momento, me temblaban las piernas y mi macho seguía abriendome el culo. Senti como aumentaba el ritmo y rapidamente saco su pene se saco el preservativo y me dio toda su leche calientita en mi boca y me dijo: “que puta eres” yo le seguia limpiando el pico con mi lengua. Luego el se subió al camion y yo me quede agachada al lado del camion llena de leche y con el culo abierto, comenze a arreglarme mis ropas y el me decía: “apurate putita no tengo toda la noche” asi que me dubí rapidamente y comenzamos el retorno, fumamos otro cigarro y se estacionó donde mismo me esperó y me dijo que quería una ultima mamada y me agarro del pelo y metio su pene hasta mi garganta, afortunadamente para mi esta vez eyaculo mucho mas rápido, me puso el juguete nuevamente en el culo me puse el buzo y poleron sobre mis ropas de nena, me bajé, prendi un cigarro y me fui caminando para mi casa con la boca y la cara con sabor y olor a su leche y mi culo abierto.

Espero que les haya gustado, este es mi segundo relato, ambos son 100% reales y seguiré escribiendo algunas de mis experiencias, les dejo mi correo por si alguien quisiera dejarme su opinión o les gustaría contactarme para conocerme ya sea hombre mujer o trans…. [email protected]

Besitos desde santiago