Chupo una polla en una fiesta

Hola que tal como están?

Ya tenía mucho tiempo sin escribir y contarles algo rico, pues bueno ahora les platicaré algo delicioso que me pasó hace algún tiempo.

Esto sucedio al asistir a una fiesta con mis primos y unos amigos.

Ese día como casi siempre debajo de mi ropa de niño me puse ropa interior de nena, me puse una playera tipo polo en color rojo, pantalón de mezclilla muy pegado y en lugar de boxer me puse una linda tanga en color rosa.

Estuvimos en la fiesta con los amigos y amigas, tomado, bailando y riendo de todo, mi idea al terminar la fiesta era irme a casa vestirme de nena y jugar un poco con un dildo que tengo para las ocasiones en qué no puedo tener una rica verga para disfrutar.

Les diré que de mi grupo de amigos y amigas que de encontraban en la fiesta ninguno sabe de mis gustos y preferencias, así que procure comportarme de lo mas normal para que nadie sospechara algo, dentro del grupo de amigos que estaban iba un chico que era amigo del novio de mi prima, el cual la verdad estaba muy bien y desde que lo ví me agrado mucho, pero por obvias razones no me podía descargar y coquetearle (o más bien portarme muy putita jejejejejeje).

Después de un rato no sé si por algunos de mis ademánes que de repente se me salen el se dió cuenta de que soy una putita travesti y al estar bailando el con mi prima y yo con una amiga, al estar de espaldas sentí que al dar una vuelta el me tocó las nalgas, más que tocar sentí como paso toda la palma de su mano en mi trasero, no dije nada y tampoco le di importancia, pensé que había sido un movimiento natural al estar bailando, poco después lo volvió a hacer y al voltearlo a ver el solo sonrió, yo me sentí algo raro y al mismo tiempo sentí que me puse rojo, no se si de vergüenza o de excitación.

Después de bailar nos fuimos a dónde estaban todos y nos unimos a su plática, el preguntó si alguien quería algo de tomar por qué el iría a la barra a pedir algo, todos dijeron, no gracias y el se dirigió a la barra, para pasar hacía la barra tenía que pasar por detrás de dónde está yo y al hacerlo sentí como paso despacio y se pegó mucho a mi, al grado de sentir su verga en mis nalgas y al mismo tiempo puso sus manos sobre mis hombros, sentí que todos habían observado eso y también sentí que la cara se me puso roja, pero solo eran mis nervios por qué afortudamente nadie noto eso.

Cuando regreso volvió a hacer lo mismo y volví a sentir su verga en mis nalgas, la verdad que eso me había gustado mucho y me había puesto muy caliente, pero aún seguía comportandome ya que no quería que alguien se diera cuenta de lo putita que soy y que me encanta la verga jejejejeje.

Continuamos en la fiesta ya que estaba de muy buen ambiente y el cada que podía me daba unos arrimones muy ricos, pero yo seguía sin hacer ni decir nada al respecto, igual pensé que era solo mi imaginación, pasado un tiempo tenía ganas de tomar algo y les dije a todos que iría a la barra por algo de tomar que si alguien quería algo, mi prima dijo si primo yo quiero agua me puedes traer por fa, le dije si y el chico dijo te acompaño yo también quiero algo.

Llegamos a la barra y había algo de gente no se si por las circunstancias o por qué, pero el se paró justo detrás de mi y al hacerlo puso sus manos en mis hombros y nuevamente se pegó mucho a mí, en esta ocasión sentí más rico su verga en mis nalgas, por instinto me moví un poco sobre su verga y para mí sorpresa su verga reaccionó y se comenzó a poner algo dura, volví a echar mis nalgas hacia atrás para sentirla más y mejor, el no se movió se quedó quieto y de pronto sentí sus manos sobre mi cintura.

Me agarró firmemente y empujó su verga como si me la fuera a meter, sentí su movimiento y me encantó, por un momento me olvidé de todo y de todos los que ahí estaban, me deje llevar, el hizo dos o tres movimientos como cuando te están cogiendo, reaccione cuando la persona que estaba delante de nosotros se hizo a un lado para que avanzaramos a pedir nuestras bebidas, pedimos los que queríamos y nos alejamos de la barra rumbo a dónde estaban nuestros amigos, ninguno dijo nada de lo ocurrido.

La fiesta a la que habíamos asistido era una boda, así que el animador del evento pidió a todos los presente que despejarán la pista por qué había llegado el momento de que los novios bailarán la víbora de la mar, todos nos acomodamos al rededor de la pista y como estábamos en una zona donde la gente estaba de pie, el chico se volvió a colocar detrás de mí y nuevamente y volví a sentir su rica verga en mis nalgas, esta vez pensé que ya había sido suficiente y que pasará lo que pasará me tenía que arriesgar a tocarsela y ver que sucedía, así que baje las manos y pase una por detrás de mí y le agarre la verga así como estaba sobre el pantalón, la recorrí varias veces y se la apreté de una forma rica para sentirla completa.

El al sentir mi mano sobre su verga solo me apretó los hombros con sus manos en aprobación de lo que estaba haciendo, ya sin vergüenza me volví a olvidar de todo y continúe acariciandole la verga muy rico, sentí como se fue poniendo dura y me dieron ganas de ahí mismo ponerme a chupársela, con un poco de miedo le baje el cierre del pantalón e intente sacar su verga del boxer y apenas pude sacar la cabeza, se la acaricie y se sentía muy rica, muy suave, así continuamos un rato hasta que se acercó a mi oído y me dijo que rica mano tienes, me gusta lo que hacés, si con tu mano se siente rico, ya me imagino como se siente con tu boca de mamadora que se ve que tienes putita.

Eso hizo que la piel se me erizará y le di el rico apretón de verga, se la guarde, le subí el cierre de pantalón y me aparte de ahí, mi primo me preguntó que a dónde iba y le dije que afuera mientras terminaban de bailar los novios, me fui saliendo y el chico me siguió, nos fuimos al estacionamiento a dónde estaba el coche de mi primo y nos pusimos a platicar el se recargo en el coche y yo de frente a el acariciandole la verga, esta vez ya fuera de pantalón, el me acariciaba las nalgas, me tía sus manos debajo de mi pantalón y jugaba con mi tanga, me dijo mmmmmm me gusta que las putitas como tú usen tanga, eso me pone muy muy caliente putita, metía uno de sus dedos en mi culito y eso a mí me estaba poniendo super caliente, se ve que tienes unas nalgas riquísimas y que además te encanta la verga, yo con una mano le acariciaba los huevos y con la otra recorría toda su rica verga, mientras platicábamos de como es que se había dado cuenta de que me gustan los chicos y que soy muy puta.

Me contestó que en descuido de mi parte vio que traía tanga y eso le comenzó a llamar la atención y decidió observarme y noto ciertos además que de alguna forma le confirmaron que si era putita y lo que terminó de confirmarle lo que pensaba fue cuando me tocó las nalgas al estar bailando y cuando me dió los arrimones y fue entonces cuando pensó como hacerle para ver si se daba algo conmigo, me preguntó si me vestía de nena, le dije que si qué era travesti de closet y qué obvio mi familia no lo sabía, me dijo descuida me gusta ser muy discreto, todo esto pasaba sin que el dejará de jugar con mi culito y sin que yo dejará de acariciarle la verga y huevos.

Saco sus manos de mi pantalón y las puso sobre mis hombros, entendí lo que quería inmediatamente y me baje para comenzar a chuparle la verga, dijo que bien eh me gustan mucho las putitas que entienden y saben lo que el macho quiere, me acomode y comencé a comerme su verga el al sentir mi lengua en la cabecita soltó un aaaaaaaah que bien se siente y le pase la lengua al rededor de la cabecita y con la mano le acariciaba los huevos, le pase la lengua por toda la verga antes de empezar a chupársela, el acariciaba mi cabeza, comencé a chuparsela muy rico lo hacía gemir y decirme siiiiiiii, asiiiiiiiii, que rico me la estás chupando putita, mmmmm, lo haces bien ricooooooo, putaaaaaaa, me tomaba de la cabeza y me la metía hasta el fondo de la boca, lo hacía como si me cogiera por la boca.

Ufffff, que ricooooo, putaaaaaaa, tenía mucho que no me la mamaban como lo estás haciendo tu putaaaaaaa, sus palabras me ponían mas caliente y hacían que me esforzará a chuparsela aún más rico, me la comía por completo, una y otra vez su verga entraba y salía de mi boca y sentía como sus huevos chocaban con mi barbilla y tenerlo ahí sacaba mi lengua y los lamía, los dos estábamos en un éxtasis y con la calentura del momento al máximo, el con su verga entrando y saliendo de mi boca y yo chupando su rica verga y lamiendo sus huevos.

Siiiiiiii, siiiiiiiii, asiiiiiiiii, asiiiiiii cómetela toda putitaaaaaaaa, todaaaaaaaa, mmmmmm que ricooooooo mamassss, putaaaaaaaaa, aaaaaaaah, que ricoooo, me vas a sacar los mecosssss, putaaaaaaa, y diciendo esto me metió la verga al fondo de la boca y comenzó a venirse muy rico, tomaaaa, tomaaaaa, putaaaaaaa, tomaaaaaa mis mecosssss, aaaaaaaaaaah que ricooooooo, sentía como sus chorros de leche golpeaban mi garganta y pasaban directo por ella, termino de venirse y su verga seguía parada, le limpie muy bien la verga tratándome hasta la última gota de su rica leche, una vez limpia su verga me tomo dela mano y me ayudó a ponerme de pie, me agarró las nalgas y me dijo, sabes eres una putita muy rica y la mamás como ninguna, le dije gracias papi y busco mi boca con la suya para darme un beso, me beso y le correspondía el rico beso mientras seguía acariciandome las nalgas.

Espero les haya gustado está primera parte en un siguiente relato les contaré cómo fue que me dió una deliciosa cogida.