Chupándosela a mis primos. Primero Fernando ahora Pedro. Me volví una putita adicta

Me llamo Cinthya, tengo 21 años y ya habia escrito otro relato para esta web, sobre mi primer oral

Al igual que en aquel, los nombres seran cambiados, a excepcion del mio

Bueno, todo comenzo despues de lo ocurrido con Fernando, de que pude por primera vez tener un pene en mis manos y boca y haber podido saborear por primera vez el semen, yo ya deporsi estaba caliente todo el dia, bueno, despues de eso lo estuve aun mas, no podia parar de pensar en como se sentiria una verga dentro de mi, mis dedos y objetos de mi cuarto dia a dia dejaban de ser suficiente, necesitaba mas que solo eso.

Era una tarde de sabado, tranquila como cualquier otra, yo estaba en la sala viendo la televisión y mi madre hacia de comer en la cocina. Nada extraño hasta ese momento.

Pero de sorpresa alguien llamo a la puerta, me levante rapido y fui a ver quien era. Era el hermano de mi madre, David, su esposa, Martha y sus dos hijos, Luz que traia un vestido de flores muy bonito y colorido y Pedro que simplemente traia una playera y un pantalon de mezclilla.

Habian llegado de visita simplemente con la excusa de que hacia mucho que no iban, lo cual en cierto modo era cierto, teniamos ya casi 4 años sin verlos. Mi tio David y su esposa eran mas grandes que mi mama, al menos por unos 4 o 5 años.

Habian cambiado mucho desde la ultima vez que los habia visto, Luz comenzaba a desarrollar senos, y sus piernas estaban mas definidas mientras que Pedro habia crecido mucho, por lo que la imagen de un chico gordito habia quedado en el pasado, ahora estaba muy delgado, casi como si fuera otra persona.

Yo estaba feliz de verla a ella, me llevaba muy bien con ella y soliamos jugar y hablar de todo, casi como mejores amigas. Mientras que con Pedro todo era mas normal, ademas de que nunca soliamos hablar. Pero ese dia habia cambiado algo, al llegar a mi casa me veia distinto, cuando me saludo de beso senti como sus labios apretaron mucho mi mejilla, ademas cada vez que lo volteaba a ver tenia su mirada puesta en mi, no paraba de observarme. Yo a mis 18 años tenia mis senos algo grandes, aun no se desarrollaban por completo pero era mi parte mas destacable, ya que mi trasero comenzo a cambiar despues y parecia que a el le encantaban. Mientras que a mi me encantaba la forma en que me miraba, me comenzaba a calentar mucho.

Mi madre tuvo que preparar aun mas comida, ya que no se esperaba que llegara alguien, menos cuatro personas. Luz y yo fuimos a mi habitacion. Ya estando ahi recuerdo que entre risa y risa me conto una historia que ella dijo que era graciosa, sobre como su hermano una vez le habia dado un yogurt con un sabor salado, que era un poco espeso y tambien un poco transparente. Yo al principio dude si lo decia de verdad o me estaba engañando solo para ver mi reaccion, pero sus palabras sonaban tan inocentes que simplemente me quede callada un momento e imagine la escena. Ella con un vaso lleno de semen de su hermano Pedro, en su cuarto, tomandoselo todo y su hermano riendo mientras lo hacia… Para ese momento yo ya estaba muy caliente… Mis bragas comenzaban a mojarse un poco.

No tuve tiempo a pregunarle nada mas, nos llamaron para ir a comer con toda la familia, la comida estaba lista.

Caminamos hacia alla y ya todos estaban en la mesa, quedaban dos lugares disponibles, ella se sento al lado izquierdo de Pedro mientras que yo me sente a su lado derecho, estando los tres de un lado de la mesa y los adultos del otro lado. Todo era normal, durante un momento hasta que por accidente a mi madre se le callo una cuchara o tenedor, yo rapidamente me agache por debajo de la mesa para recoger lo que se habia caido, pero… Cual era mi sorpresa… Al levantarme pude notar como Pedro tenia su mano izquierda entre las piernas de Luz, levantando un poco su vestido y moviendola arriba y abajo mientras que en su pierna derecha se dibujaba perfectamente la silueta de una ereccion completa. Me quede completamente sorprendida, ya me habia contado sobre que le dio de beber “yogurt salado” pero no me habia comentado nada sobre que su hermano la dedeaba. No sabia que hacer, pense por un momento delatarlo, decirle a sus padres lo que estaba pasando justo frente a ellos, pero sin que yo me diese cuenta o pudiese evitarlo mi mano izquierda fue directamente a su miembro erecto, tomandolo fuertemente. Su cara cambio por completo, senti como su cuerpo se tenso de inmediato y note como su otra mano salia de entre las piernas de su hermana. Lo habia sorprendido con apenas un movimiento, aunque en ningun momento habia dejado de ver hacia el frente, fingiendo que disfrutaba la comida.

Lo sobe un poco, lentamente, tratando de recorrerlo todo desde abajo hasta la punta, lo voltee a ver, estaba completamente rojo, se veia nervioso y sus manos temblaban al llevar el tenedor con comida a su boca. Pude haberlo hecho mas rapido o durante mas tiempo, pero ya todos habiamos terminado de comer, todos se pararon de la mesa, mi madre llevo los platos, vasos y cubiertos al lavabo y mis tios fueron a la sala. Pedro se levanto de inmediato y rapidamente fue al baño, intentando esconder su ereccion, ante eso yo solo rei un poco y tambien me levante. Mi corazon latia a mil por hora y cada paso que daba estaba lleno de nervios por la direccion a la que iba, si, iba a ir al baño y Pedro seguia ahi. Hasta el dia de hoy la puerta del baño no tiene un seguro, por lo que siempre hay que tocar antes de entrar… A menos que estes con la vagina totalmente mojada, tu primo este dentro del baño con su verga dura y tu quieras mas que nada en el mundo meterla hasta ru garganta.

Abri la puerta del baño, abriendola hacia fuera para poder entrar sin problemas. Ahi estaba el, asustado por verme entrar pero con su pene siendo tomado con su mano derecha, listo para masturbarse en mi casa y en mi baño.

Al ver esa imagen rei ligeramente y solo atine a decirle si queria algo de mi ayuda. No dijo nada, de hecho no volvio a hablar hasta que salimos de ahi. Me puse de rodillas frente a el, lo tome con una mano y lo masturbe un poco, lentamente pero apretandolo muy duro. En ese entonces su pene media quiza unos 14 cm, lo cual me habia decepcionado un poco, pero no importaba, una verga es una verga y hay que disfrutarlas. Despues de haberlo masturbado un poco lo meti lentamente en mi boca hasta que casi todo habia entrado, estaba muy duro y parecia que iba a explotar, comenze con el movimiento, empece lento y fui aumentando el ritmo poco a poco. No habia pasado creo ni un minuto y con sus manos me apreto contra el, viniendose en mi boca, dejandomela llena de su rico semen. Me saco su pene de mi boca y la apreto con sus dedos, cerrandola, dandome a entender que tenia que tragarmelos, yo aun si no lo hubiera hecho me los iba a tragar, pero esa accion solo hizo que tragarmelos fuera aun mas excitante para mi.

El salio del baño lentamente para no llamar la atencion de nadie, aunque el baño no se veia desde la sala, que era donde estaban todos, pero no importaba, aun estaba nervioso. Yo, al ver que nadie parecia haberse enterado de lo ocurrido simplemente sali de ahi caminando como si nada, siguiendo mi camino hacia la sala donde ya se estaban despidiendo mis tios y Luz, por lo que al decirle adios a todos fui donde estaba Pedro y le di un beso en la mejilla y le susurre al oido “Espero que vuelvas pronto”.