Angela es el tipo de mujer que quieren los hombres en la cama, les contare uno de mis últimos buenos recuerdos con esa guarra

-Ángela: ….mmmmmm…aaaahhhh

-Alex: así que te gusta ehh.?

-Á: …ahh mm..aahhh

-A: mira que eres guarra, haciéndote la dormida y con mi polla en tu culo, no te vas a librar…

-Á: ohh que?! sigues con tu polla en mi culo??

-A: no me jodas que te has dormido de verdad? en serio te has quedado dormida con mi polla dentro de tu culo?

-Á: sí, como dijiste a dormir y te quedaste quieto, pues me relajé y pensaba que se te bajaría y se saldría de mi culo…

-A: pues no, me he quedado quieto, pero luego te he seguido follando y tu gemías, pensaba que estabas tomándome el pelo, jaja

-Á: pues no no, me he quedado dormida, se sentía tan bien tu polla en mi culo…

-A: así que se sentía bien ehh,  y ésto? te gusta más si te la meto más? eh

-Á: ahhhh si joder sí, dame más.

-A: yo creo que la voy a sacar, si te quedas dormida será que no te gusta tanto…

-Á: no la saques por favor, sigue follándome.

-A: no, yo no te follo, aún no te has enterado?.

-Á: perdón, no pares de sodomizarme por favor, reviéntame el culo, dame dame por favor….

Así era Ángela, mi ex, una auténtica guarra en la cama, adicta a mi polla y a follar, y aunque a veces hubiera problemas técnicos, una auténtica adicta a que le reventara el culo, cuanto más fuerte mejor, sin parar, con poca o ninguna lubricación que sólo consistía en nuestra saliva, y muchas veces, casi sin nada.

Éste es uno de los últimos recuerdos que tengo bonitos y realmente excitantes con ella, hubieron más después, muy buenos (alguno será contado) pero la verdad que cuento con éste recuerdo como declive, hasta nuestro amargo final, de nuestra relación, una relación con muchos altibajos y desde luego el mejor sexo que he tenido hasta la fecha, una época feliz y a la vez tormentosa, una época en la que he crecido como persona y sobretodo como Amo, pues ella, aparte de ser mi pareja, era mi sumisa y aunque nuestras sesiones de dominación no hayan sido tantas como me hubiera gustado, siempre ha habido un invariante en nuestra relación: Sexo fuerte, salvaje, apasionado y perverso, a unos niveles que seguramente muchos soñarían con llegar.

Para empezar, Ángela es una chica hermosa, su naturaleza latinoamericana se nota en sus rasgos faciales y corporales, si bien no posee nada de acento, puesto que llegó a España de niña. Mide 1.60, pelo negro rizado, cara redondita, nariz algo más ancha de lo canónicamente usual, pero una amplia sonrisa que te llena el corazón y desde luego una mirada, con la que sabes que esa tía a la que te vas a follar, lo hace bien, vamos que vas a acabar baldado de follar y ella va a pedir más. Sus pechos, si bien no son grandes, son de un tamaño agradable, un poco más grandes que lo que abarca una mano cerrándola sobre ellos, muy firmes y con unos pezones tiesos y casi siempre erectos, una areola oscura y de un tamaño perfecto, ni muy grandes ni muy pequeñas. De espalda y piernas poderosas y con masa muscular, sin ser una marimacho, vamos una mujer para agarrar y no cansarte, un poquito de tripita, y un culo…..de otro nivel, grande, terso y duro, para morder y no parar, potente, sin celulitis, firme, perfecto para acariciar, morder, zurrar, agarrar y sobretodo, para ponerla a 4 patas y follártelo, ese culo sino lo follas, estás perdiendo el tiempo.

Conocí a Ángela a través de badoo, cuando yo tenía 24 años y ella 17, empezamos a charlar y la cosa fue bien, quedamos pero me sorprendió que para lo joven que era, no era la típica niñata, era muy madura (lo sigue siendo) y a las pocas citas, ya estábamos follando y disfrutando, mi intención era hacer su culo mío, pero por diferentes circunstancias nuestros caminos se separaron, conocimos otras personas y yo me quedé con las ganas de desvirgar ese culito latino virgen.

Pasados unos meses, como cosas del destino, nos volvimos a juntar, le recordé que tenía algo pendiente con ella y…bueno, la cosa no se pudo alargar más, fue algo así…

-Julio 2013:

-Alex: oye por cierto Ángela, recuerdas que te dije que tu culo sería mío verdad, ahora que nos hemos vuelto a juntar, creo que sería una buena ocasión para tomarse esa revancha por dejarme con los dientes largos, no crees?

-Ángela: ¿Cómo que dejarte con los dientes largos? anda que no tienes morro, que yo sepa no acordamos nada, jeta.

-A: anda que no, te dije que la próxima vez, tu culo sería mío, me dijiste vale, pero esa siguiente vez, me “dejaste” porque habías conocido a otro chico con el que querías ir en serio, así que me debes tu culo, además yo quería pervertir a una menor hasta en eso, pero ahora tienes 18, así que me lo debes doblemente.

-Á: yo no dije que sí seguro, dije que ya veríamos, que te quedas con lo que te da la gana.

-A: sí, veríamos como te meto la polla en el culo y te lo follo, no te jode.

-Á: por qué tienes tantas ganas? no te gusta como te follo o como te la chupo?

-A: cielo, ya te dije que yo siempre me follo los culos de las tías con las que estoy y el tuyo, que es precioso y además virgen, no lo voy a dejar escapar, que lo sepas, no 2 veces.

-Á: vale, pero hoy no, ya me tengo que ir, hablamos y a ver cuando se puede.

-A: a ver cuando se puede no, mira, hoy vale que no, pero la próxima vez lo hacemos, que veo que te quieres escapar, éste sábado, que tendrás más tiempo, tu culito será mío.

-Á: vale pesado…

Yo ya estaba emocionado, sabía que iba a ser especial, y quería que lo fuera del todo, Ángela sabía de mi naturaleza dominante, que me gustaba el BDSM, y estaba viendo si era lo suficientemente intrépida de poder llegar a convertirse en mi sumisa, porque para aquel entonces, yo estaba tonteando (y follando) con otra chica, que era una sumisa declarada, Ana, una chica tímida, que sin ser un gran pivón (estaba algo gordita) podía satisfacer plenamente y con creces mi vena más dominante y sádica, el problema es que como persona me parecía un poco muermo y hasta estúpida y dramática, entonces no tenía demasiado interés en hacerla mi sumisa y mi pareja.

Con Ángela era lo contrario, un gran potencial como sumisa y una gran persona y grandes posibilidades como para ser mi siguiente pareja, porque aunque pueda no parecerlo, siempre he sido una persona a la que le gusta tener a alguien a quien cuidar y proteger y que a la vez me de cariño y me haga sentir querido.

Dado que aún vivía con mis padres, mis opciones de sexo se resumían en follar en un local de un familiar mío que siempre frecuento por otros menesteres o pagar un hotel, así que ese bendito local se ha convertido por muchos años en mi picadero y sala de “torturas” personal. Adecenté mi zona de operaciones lo mejor que se pudo y preparé todo para el desvirgamiento anal de Ángela, no sólo iba a ser sexo, le iba a dar matices de sesión, para ver hasta dónde podía llegar con ella. Coloqué unas cuerdas atadas al tirador del cajón de una mesa, y en esas cuerdas unas esposas de metal, dicha preparación la oculté en el cajón, de manera que fuera una sorpresa total. Además de eso, cogí unos objetos que usé a modo de fustas: una pala de ping-pong y una pala de madera.

Cuando quedamos el sábado, yo iba con unas ansias totales por quitarle la ropa y sodomizarla en la calle, pero hube de contenerme, como era verano y en mi ciudad el calor es protagonista destacado (para mi desgracia porque lo aborrezco) Ángela iba con unos pantalones cortos, que resaltaban su generoso y redondo trasero (plato estrella del día) y sandalias, una blusa ligera y el pelo suelto. Yo iba como siempre en verano, vaqueros cortos sin nada debajo (más fresco y accesible) y una camiseta corta y sandalias. Dimos un pequeño paseo hasta un bar y nos tomamos unas cervezas para refrescarnos y para hablar un poco, hacía 2 días que no nos veíamos, y no todo era sexo entre nosotros.

Durante éste rato no fueron pocos los comentarios y bromas entre nosotros para subir el tono, hasta que me puse a su lado en vez de como estábamos enfrentados en la mesa y nos besamos, acaricié suavemente sus piernas, hasta llegar al borde de su pantalón y le dije:

-A: mira mi paquete_ Yo estaba con una tremenda erección y al ser la tela del vaquero fina y no llevar boxer pues se notaba bastante.

-Á: madre mía, ya estás así?_mientras disimuladamente, bajaba su mano para acariciar mi polla que ardía por salir del pantalón y meterse dentro de ella, fuera dónde fuera.

-A: ¿Cómo quieres que esté? llevamos aquí un rato, te he visto ya varias veces las tetas, que me llevas unos escotes, te estoy tocando y luego iremos al local a follarte el culito, y quieres que esté sin más? yo no soy el tío con el que estuviste después de mi, ese eunuco…

-Á: mira que eres malo, pero sí que es cierto que eres más ardiente que él_no paraba de sobarme la polla, las ganas de romperle el culo sobre la mesa eran ya demasiadas.

-A: mira, o paras de sobarme la polla, que no quiero; o te acabas la cerveza y nos vamos ya al local, que sino te follo el culo aquí mismo.

-Á: no serás capaz.

-A: que no? mira_y le empecé a tocar algo descaradamente el culo, por dentro de su pantalón, notando su tanga, en dirección a su ano. Como estábamos en una mesa del final del bar, no había mucha gente cerca y los bancos nos daban cierta intimidad. Continué mi invasión hasta que llegué a su ano y sin mucho esfuerzo colé parte de mi dedo corazón dentro de él.

-Á: ahhhh….eres un cabrón…

-A: sí, lo soy y mucho, ya lo sabes, y bien que te gusta a que sí_ y aún metí un poco más el dedo a la vez que la empujé con la mano y con la otra le agarraba una teta totalmente descarado por dentro del escote de la blusa, directo a su pezón erecto, el cual apreté tan fuerte como pude.

-Á: ahhhh…mmmmm..joder..si

-A: nos vamos ya, o te follo aquí mismo, me crees?

-Á: te creo te creo, saca la mano_mientras se tomaba de trago casi medio botellín de tercio de cerveza.

-A: seguro que quieres que la saque, creo que te gusta…

-Á: claro que me gusta, pero hemos de irnos.

-A: Irnos a qué?

-Á: a que me folles el culo._me dijo, mientras me miraba a los ojos y nos dábamos un morreo de lo más caliente y tórrido.

-A: así se habla.

Cogimos nuestras cosas y nos fuimos directos al local, allí Ángela se lanzó con su boca a mis labios y con sus manos a mi paquete, soltando los botones del vaquero, cayendo éste al suelo y liberando mi cautiva polla, que ya tenía ganas de salir. En cuanto mi polla salió, Ángela se puso de rodillas y me la empezó a mamar, otra cosa no, pero la chica le ponía ímpetu y ganas, aún no podía comerse toda mi polla hasta la base, pero a fuerza de practicar lo acabó logrando, y una de sus cosas favoritas era que me follara su garganta. Mi pequeña zorrita seguía a lo suyo y yo disfrutando y empujando su cabeza, acariciando sus pechos, cuando de golpe, empezó realmente el juego. La solté de mi polla y la levanté del suelo. Ella, con cara de niña a la que le han quitado su juguete favorito me dijo:

-Á: oye, que no he acabado, quiero seguir comiéndome tu polla._con una notable expresión de cabreo en su rostro, que guarra.

-A: silencio, no vas a coger y hacer lo que te de la gana, cuando te de la gana, ahora ven conmigo.

-Á: pero pero…

Zas!! una zurra en su culo hizo que Ángela se cayara y se quedara quieta, no se esperaba ese azote.

-A: ¿Quieres otra?_Ángela negó con la cabeza_Pues calla y haces lo que te diga, camina hasta la mesa.

Ángela, un poco contrariada, se acercó a la mesa, y como una niña pequeña, se puso las manos delante, como tapando su pubis y la cabeza algo agachada, como a la espera de una reprimenda. Esa imagen fue de lo más excitante, se veía potencial en la chica, hacía falta domarla, pero se abrían muchas posibilidades. Cogí y le mandé quitarse la ropa, de la manera más sexy que pudiera, salvo el tanga, eso debía dejarlo. Ángela, aún algo cortada por la zurra contestó:

-Á: pero yo no sé hacer strip tease, se me da mal…

-A: o lo haces o te pongo el culo rojo, tu decides.

-Á: vale vale_ Torpemente, se fue quitando la blusa que tapaba su cuerpo, la falta de música (un error que subsanaría en futuras ocasiones) hizo que resultara demasiado sexy, pero me estaba deleitando al ver a aquella chiquilla, que de normal era más combativa y con mucho carácter, ahora algo atemorizada y con la incertidumbre de si recibiría un nuevo correctivo, eso no hacía sino excitarme más. Luego se quitó el sujetador y sus pechos (algo más pequeños en aquel momento pues aún era muy joven y tenía que acabar de desarrolarse) quedaron a la vista y lo que también quedó a la vista fue su erecto estado, le estaba gustando. Con algo más de arte, se quitó su pantalón corto, con su culo en mi dirección mostrando la amplitud y rotundidad de sus nalgas hacia mi. La pequeña tira del tanga tapaba lo justo, ese agujero que iba a ser mío en cuestión de minutos. Practicamente desnuda, Ángela volvió a quedarse en la misma postura, manos delante y casi tapando la tela de su tanga.

Me acerqué a ella con paso decidido y la besé con pasión, arrancando un suspiro tanto de sorpresa como de pasión, mis manos se dirigieron raudo a sus pechos, donde hicieron presa de sus pezones y tiraron de ellos tanto como pudieron, consiguiendo otra exclamación de placer por su parte.

-Á: retuercelos un poco.

-A: ¿Cómo se piden las cosas? _mientras los apretaba mucho, consiguiendo una pequeña mueca de dolor.

-Á: por favor, podrías retorcerlos?

-A: mucho mejor._Mientras retorcía y seguía apretándolos y besándola.

Acto seguido mis manos bajaron a su culo, podría pegarme una eternidad sobando ese culo y no me cansaría. Magreé cada centímetro de piel, suave hasta lo imposible, amasé las carnes y abría una y otra vez las nalgas mientras mi boca se movía de la  suya sus pezones, Ángela no paraba de gemir y de disfrutar, con sus manos me abrazaba o buscaba desesperadamente mi polla. En un momento me coloqué en un lateral suyo y con mi mano derecha fui directo a su ano, que mezcla de los flujos de su vagina que habían impregnado la zona y algo de sudor, estaba empapado y lubricado. Introduje de nuevo el dedo corazón en su ano, sin cuidado, sin permisos, sin miramientos como si se fuera a romper, medio dedo dentro de su virginal culo. Que calor, que estrechez, que placer:

-Á: ahhhh, sii….

-A: te gusta ésto verdad guarra?_mientras movía mi dedo haciendo círculos, y mi boca se cebaba ahora con su pezón.

-Á: sí….mucho…..ahhh…por favor sigue…

-A: hoy te voy a follar el culo, lo sabes verdad?

-Á: siii…..ahhhhhh…,mmmmmm

-A: dilo_mientras metía y sacaba el dedo, penetrando su estrecho ano.

-Á: me vas a follar el culo….ahh….hoy me follas el culo….

-A: como se piden las cosas_mientras le mordía un poco fuerte el pezón.

-Á: por favor, por favor, fóllame el culo, desvirgame el culo, por favor…..

-A: como quieras

Saqué mi dedo de su culo, y rapidamente la puse de rodillas en el suelo, mientras ella misma se introdujo mi polla en la boca, en eso no tenía que ordenarle nada, era como un imán y un hierro, se quedaba pegada. Mientras, me quité la camiseta y disfruté de la mamada gloriosa que me estaba dando. Ver como se movían las tetas al ritmo de su cabeza, los gemidos que daba, el sonido de ahogamiento al tratar de meterse toda la polla en la garganta y sobretodo, la visión de sus nalgas, con forma de corazón….es algo digno de la mejor película porno que podáis imaginar, no sé ni como no me corrí en ese momento, de hecho tuve que separarla porque 2 minutos más así y me vengo en su boca, que tampoco sería el fin del mundo la verdad.

La volví a separar y ella esperando que la levantara para ponerla sobre la mesa se sorprendió de mi brusco movimiento al otro lado de la mesa. Ahora estaba comenzando el juego de verdad, la mandé ponerse de pie, extender las manos sobre la mesa y ponerse con el culo en pompa, apoyada sobre la mesa con el resto de su cuerpo, formando un perfecto ángulo de 90 grados, con su culo como elemento central. Le dije que cerrara los ojos y esposé sus muñecas con las esposas, el frío metal la pilló un poco de sorpresa. Abrió los ojos ante ésto y le propiné otro azote en sus nalgas, con cierta fuerza:

-A: no te he dicho que pudieras abrir los ojos zorrita._Mientras acariciaba sus nalgas.

-Á: lo siento pero me he asustado al sentir que me sujetabas las muñecas con algo de metal._dijo con la voz de niña que pudo, sabía que si se quejaba o se ponía impertinente tenía las de perder.

-A: bueno Ángela, una cosa que tienes que aprender, y que tienes que tener muy presente cuando estés conmigo y si quieres seguir jugando conmigo es que tienes que confiar en mi. Yo no voy a buscar hacerte daño porque sí, ni hacer cosas que creo que aún no estás lista o preparada. Así que si te digo que hagas una cosa, la haces, porque seguramente hacerla tenga mejores consecuencias para ti, que dudar de mi.

-Á: vale, lo haré pero da un poco de miedo.

-A: lo sé, pero no te preocupes, ahora cálmate y cuidado._Mientras le ponía un antifaz sobre sus ojos, de manera que aunque quisiera o no, no iba a poder ver.

-A: éste antifaz es para que no tengas que estar forzándote a cerrar los ojos, me parece más sexy así, ahora voy a hacerte algunas cosas, si tu no puedes soportarlas, me lo indicas, mientras tanto, disfruta._Ésto se lo dije cerca de su oreja, con un tono calmado, buscando que se relajara, prefería mostrarme ahora así para generar confianza y que eso allanara el camino hacia como iba a romperle el culo, concluí la explicación con un beso.

-Á: vale, lo haré.

Me dirigí de nuevo a su culo, acariciando cada centímetro de nuevo con mis manos, me agaché y le solté unos cuantos mordiscos, y luego empecé a darle unas cuantas zurras con las manos, sin imprimir de momento demasiada fuerza, buscando calentar sus nalgas. Una, dos, tres…así hasta 20 zurras algo suaves para calentar, Ángela no se quejaba, así que continué con mi labor, ésta vez, algo mas fuerte, 21, 22, 23….hasta 40; entre algunas zurras acariciaba y apretaba sus nalgas, notando el calor que ya emanaba de ellas.

-A: ¿Cómo vas?, te duele? lo soportas?

-Á: al principio pensaba que iban a ser fuertes, y estaba asustada, pero luego me ha empezado a gustar, sobretodo cuando me acaricias y luego me das._dijo con una sonrisa pícara en su cara, a la vez que movía su culo.

-A: muy bien, pasemos a otras herramientas…

-Á: herramientas? _dijo algo asustada

-A: relajate, no te voy a soldar el culo o algo por el estilo, aunque luego si te lo voy a taladrar…

Acto seguido cogí la pala de ping pong y le dí unos cuantos golpes en las nalgas, con una intensidad media, la pala al ser tan grande, reparte el impacto, pero al ser de madera, el golpe es contundente. Tras unos cuantos golpes, las nalgas ya estaban algo más rojas y acariciarlas era todo un placer con ese calor que desprende una zona bien zurrada.

-Á: ahhh….me gusta…..dame un poco más fuerte..

-A: más??

-Á: si un poco._dijo mientras se mordía el labio inferior._Plas! _ahhhhh siii, gracias

-A: al final si te va a gustar ésto._mi polla estaba dura como un cincel, y me estaba gustando mucho darle con la pala, pero mis ojos estaban clavados en el culo y en la idea de romperlo ya, así que solte la pala, me puse de rodillas, y apartando a un lado la tira del tanga, me comí ese culo. Que delicia, suave, algo dulce, preto y con las nalgas calientes que me acaloraban la cara.

-Á: ahhhh joder que gusto……ahhh..mmmm…siiii, sigue…_Se nota que le gustaba porque no paraba de restregar su culo contra mi lengua y boca, como queriendo que me metiera dentro directamente.

-A: te gusta que te coma el culo verdad cerda?, te gusta ehh?

-Á: si mucho, sigue por favor, me encanta…..mmmmm..aaaa

-A: no te lo habían comido verdad? te gusta ehh

-Á: si me lo habían comido, pero nunca así…..mmmamaaaahhhh

-A: ¿Cómo que te lo habían comido? no se supone que eres virgen de culo zorra?

-Á: y lo soy, un antiguo novio, que también quería follármelo, pero no le dejé.

-A: que maricón, comerse éste culo y no follarlo…._mejor para mí, pero no lo entendía la verdad.

-Á: era un crío, y que pasa te molesta o que?….aaahhhh joder fóllame ya mmm….

-A: Desde luego que no, pero no lo entiendo, y desde luego que te follo ya.

Me puse de pie, separé sus nalgas con una mano y con la otra froté mi polla contra la línea de sus nalgas, que visión la verdad, ese ano lubricado y cerrado a la vez pidiendo ser follado, literalmente pidiendo ser follado, no me pude contener más, la froté un poco más y la coloqué directamente en su ano y empecé a meterla:

-Á: ahhh sii….ufff ve despacio, que no la tienes pequeña precisamente, ahhh tira un poco…_su cara pasó del placer absoluto a un poco de dolor

-A: y tanto que te va tirar , ya te he dicho que te lo iba a partir, mira, cuando te desvirgan el coño, sale algo de sangre verdad, y no es el fin del mundo, pues por tu culo, parecido, no voy a ponerme un kilo de lubricante para no sentir nada, además tu has pedido que lo folle, así que relájate, que aún queda polla por meter.

-Á: pero ve un poco más despacio por favor._con un poco ya de sufrimiento en su voz, pues yo no cejaba de meter mi polla en su ya no tan virgen pero aún muy estrecho culo. La piel de su ano me estaba haciendo presa, y ver como se arrugaba, como mordiendo mi polla era algo indescriptiblemente placentero, tanto para la vista como para mi rabo.

-A: mira la voy a sacar un poco._un ahhhhh siii, por su parte fue una señal inequívoca de que lo siguiente iba a gustarme más a mí que a ella._y ahora la meto un poco más._ y metí de golpe más de la mitad de mi polla, con lo que Ángela se quejó y me pidió por favor que la dejara. A eso le hice un poco de caso, más por calmarme yo que por atender sus quejas.

-Á: sácala del todo por favor y vuelvela a meter._ casi suplicando.

-A: a ver como….._la saqué despacio del todo pero la metí con algo de fuerza hasta la mitad.

-Á: siiiii…..mmmmm….así…..ahhhh…haz eso varias veces por favor……_con una cara de placer profundo.

-A: me estás pidiendo que la saque y la meta de golpe, porque eso te duele menos???_estaba totalmente contrariado.

-Á: Sí, ese cacho si, no la metas toda, pero ese cacho, mételo y sácalo así fuerte y de golpe, por favor.

-A: vale como quieras guarra.

Seguí metiendo y sacando mi polla como hasta la mitad unas cuantas veces más pero yo la quería toda así que en una de las metidas, la metí entera, Ángela se quedó un poco callada, algo le había dolido desde luego, pero no tanto como si lo hubiera hecho de primeras. Dejé mi polla unos instantes dentro, pero luego la saqué entera y repetí la misma operación que antes, meterla y sacarla entera, y ahora si, Ángela estaba aullando:

-Á: ahhhh siii joder…..me encanta…..si follame joder….si dame dame

-A: ésto te gusta ehhh, que te folle el culo, verdad guarra _mientras cada vez le metía la polla con más fuerza y la clavaba más adentro si cabe.

-Á: si joder, si, rómpeme el culo, no pares, si me gusta joder, no pares_estaba totalmente desatada, entregada al placer anal, el mejor de todos. Su coño, el cual toqué para cercionarme de cómo estaba, soltaba flujo a raudales, empapado era poco y su tanga igual, totalmente pringado.

-A: mira que eres guarra, tienes el coño encharcado, y yo aquí metiéndote toda mi polla bien dentro, te sientes bien guarra? te gusta que te sodomize?

-Á: si, joder, no pares por favor, me encanta…mmmmm…..aaaahhhh

-A: te gusta más que te folle el culo o el coño?

-Á: no lo sé, hoy desde luego el culo, no pares por favor.

-A: me parece que la voy a sacar._saqué mi polla y la tenía totalmente dura, tiesa y palpitante, me faltaba ya poco para correrme y quería desesperarla para lograr un orgasmo extenuante.

-Á: no por favor no pares, no la saques, sigue….._dijo con una clara desesperación.

-A: que es lo que quieres putita?_me estaba encantando

-Á: que me rompas el culo, por favor sodomizame ya, por favor._estaba realmente desesperada por que la follase.

-A: mira si quieres que haga eso, te voy a soltar las esposas, pero te vas a agarrar las nalgas, y las abres, y no las sueltas, hasta que te corras y yo también me corra, quieres correrte verdad puta?

-Á: si claro que sí por favor…_cada vez más desesperada.

-A: y como te quieres correr?

-Á: con tu polla en mi culo rompiéndolo.

-A: te vas a abrir el culo para mi?

-Á: si si si por favor ya. _ Ya no aguantaba más, era el momento preciso, solté sus muñecas y directamente se llevó sus manos a sus grandes nalgas y las separó, dejando a la vista su ano, el muy jodido seguía sin abrirse del todo, era increíblemente preto y elástico. Con toda ésta suplica y juego, mi polla se había calmado un poco y como efecto secundario, se había secado un poco de la lubricación, tampoco excesiva que tenía, aquello me puso cachondo y pensé en ver si su culo la aceptaría en ese estado de casi sequedad. Apreté mi polla contra su anillo anal y con un poco de fuerza entro el glande._ AHhhhhh….._por parte de los dos, pero sin una negativa por su parte.

Seguí introduciendo mi polla dentro, sin prisa pero sin pausa, disfrutando de la sensación de follarme casi en seco su culo:

-A: te gusta así? sin casi lubricación? que te tire el culo?

-Á: sí, mucho, ahhh siento cada milímetro de tu polla ahhhhh.mmmmm, sácala toda y métela toda._con una voz de lo más cachonda que podáis imaginar.

-A: desde luego_acto seguido, la saqué, esperé unos segundos a que dijera algo_Quie…._y la metí de golpe_Ahhhhhhhh…….si…….._un placer indescriptible nos inundó._Te voy a romper el culo, no voy a parar hasta correrme, así que más te vale que te corras, zorra.

-Á: tranquilo, lo haré.

Y empecé a taladrar (como le había prometido) ese estrecho y ya nada virginal culo, ella no separó las manos de sus nalgas abriéndolas en todo momento, el ritmo era frenético, ver como entraba mi polla en su culo era maravilloso, el ruido de nuestros cuerpos chocar, sus gemidos sin parar, hasta que de pronto:

-Á: Alex….Alex…me corro….me corr….me…

-A: correte puta, yo también me voy a correr, y no sueltes las manos, o te dejo a medias, has oído puta?!?!, correte ya, toma por el culo, toma guarra

-Á: si,….si….sii….ooooohoooohooohhhh…mmmmmm..aaahhhh… dame dame dame por el puto culo, dame….a….hhhh..ooohooohhhhhh

-A: toma putaaaaaa..aaaaahhhhhhhhh…..siiiii…………………..joder!!!!!!

Caí rendido sobre su espalda, creo que nos quedamos sin respiración unos segundos, como muertos. En cuanto nos recuperamos, me levanté y saqué mi polla de su culo, por suerte estaba limpia y sin sorpresas aguafiestas (que a veces pasan, pero no es el fin del mundo, sobretodo por el placer recibido). Nos limpiamos y descansamos un poco en un viejo sofá que había en el local, creo que no hablamos en unos cuantos minutos, nos estabamos recuperando; julio, un local sin aire acondicionado y un buen rato follando, estabamos rojos, había que respirar.

Después de recuperar el aliento, nos besamos y compartimos sensaciones y experiencias. Para mí había resultado genial, no era el primer ano que desvirgaba, pero desde luego, la mejor experiencia sin duda. Para ella, que había tenido, pese a su corta edad, varias experiencias, fue algo devastadoramente placentero, casi nadie había logrado hacer que tuviera un orgasmo con el sexo, por diferentes motivos su vida sexual había sido bastante infructuosa en lo que a placer se refiere, aquel orgasmo supuso un antes y después en su vida y en su relación conmigo. Fue el inicio de algo más íntimo, especial y que nos llevaría a unos años de auténtico vício y placer, con mucho sexo anal de por medio, exhibicionismo, fiestas, sesiones, superaciones; menos tríos (una espina en mi historia sexual aún por resolver) casi de todo.

Todo éste inicio anal y casi de relación nos traslada al origen de éste relato, a lo que creo recordar que sería pues hace un año, abril de 2017, más o menos, yo estaba en su casa, su madre, su padre y hermano pequeño en la habitación de al lado, pared con pared, en la siguiente habitación su abuela, una señora algo pesada, muy cristiana y con vocación para el espionaje profesional, ni los mejores artilugios actuales podrían igualar su oído. Me había quedado a dormir con ella, algo poco común, dado, primero su tradicional sentido de la familia, y segundo por nuestra diferencia de edad. Ahh se me olvidaba, y porque pensaban que follabamos desde hacía “poco” tras casi 4 años de relación, cuando la niña en sí llevaba ya bastantes años follando y es más puta que las gallinas.

Nos habíamos echado a dormir, y haciendo la cucharita, su culo quedaba a la altura de mi paquete y claro, uno no es de piedra, más bien soy un hijo puta y con el morbo de estar toda la familia en casa y ser tarde ya, se me puso tiesa, cosa que naturalmente Ángela notó:

-Á: y eso?_dijo entre susurros_que vas a hacer con eso?

-A: atracar un banco no te jode, me pegas el culo en la puta polla, como cojones quieres que responda (soy bastante malhablado lo sé, pero sólo en éste ambiente)

-Á: pues ya lo puedes bajar, ahora no podemos hacer nada_con su mayor tono de apáñatelas como puedas.

-A: de acuerdo._Acto seguido le baje el pantalón de pijma y froté mi polla por su culo, cosa que no se esperaba, pero que no le desagradaba.

-Á: que esperas? follarme acaso?

-A: no, follarte no, romperte el culo en tu cama con tus padres al lado si, mientras muerdes la almohada para no chillar y que no se enteren de la guarra que tienen por hija, que se deja sodomizar así de fácil._así del tirón, las tengo preparadas para situaciones como éstas, manual del perfecto hijo puta.

-Á: pero serás…….mmm….._entre mi polla, mis manos en sus tetas y mis palabras que lejos de cabrearla suelen ser acicate para conseguir mis fines, ya se estaba retorciendo sola.

-A: ya sabes que lo soy, mira, si mi polla entra en tu culo, te lo follo, sino nada.

-Á: y mi coño que? para que está?

-A: de adorno ya te lo he dicho muchas veces, yo paso de tu coño.

-Á: pues no pases que hace días que no me lo follas.

-A: y así pienso seguir._Mi mano deslizó mi polla por sus labios vaginales, no porque quisiera meterla en su coño, para nada, sino para excitarla aún más y lubricar mi polla.

-Á: ahhhh cabrón metela ahí._dijo frotando más su coño contra mi polla.

-A: para nada, te voy a sodomizar puta.

-Á: a ver si lo consigues, no creo que se pueeeeeeee….da._mi polla había entrado en buena medida, hásta mi me sorprendió.

-A: decías? mira que eres guarra, te has dejado meter casi media polla, en tu cama, con tus padres al lado, no te da vergüenza?

-Á: no, para nada……me gusta…..aahhhh

-A: ya sé que te gusta ya, cacho guarra y ésto más._ Saqué mi polla, en una maniobra ya más que conocida, y la metí, la saqué y la me tí y la saqué y la metí entera.

-Á: ahhhhhhh mmmmmmmmmmm……………siiiii

-A: cállate y muerde la almohada so puta, que al final nos van a oir y no mola que nos vean así, no creo que tu madre quiera unirse a que la sodomize (ojalá puesto que su culo era aún más grande y redondo que el de la hija, eso si que es un culo de otro universo, para flipar).

-Á: serás cabrón no tienes suficiente con el mío o que?_ mientras movía su culo para empalarse en mi polla, con cierto resquemor.

-A: claro que sí ya lo ves, pero es que el de tu madre……es diferente, más grande._ Me la estaba jugando, pero quería picarla para que se pusiera más caliente.

-Á: ahora verás_y pegó un empujón con su culo que se enterró lo poco que faltaba por meterse._¿Te crees que ésto lo hará mi madre? ¿que será tan guarra como yo?_otro empujón.

-A: no desde luego que no, venga cálmate y a dormir.

-Á: ¿como que a dormir? fóllame-el-culo

-A: no, no, que es tarde, mira yo la dejo dentro y nos dormimos y ya mañana, al despertar, seguímos con ésto, vale?_estaba claro que era una broma, quería ver cuanto tiempo aguantaba sin mover o pretar su culo.

-Á: vale, buenas noches, hasta mañana.

-A: hasta mañana, besitos.

Y la abracé y nos hicimos los dormidos, era tarde, igual la 1 o así de la mañana, pero recuerdo que Ángela tenía casi 20 cms de polla metidos en su culo y que aún con todo se durmió, sí, la muy golfa se quedó dormida, yo me moví pasados unos minutos, porque realmente estaba en éxtasis de sentirme tan apretado por su culo y empecé a follarla, noté que gemía y empecé a hablarle:

-A: te gusta estar dormida con mi polla en tu culo ehhh zorrita…._mientras hacía ligeros movimientos con mi polla en su culo.

-Ángela: ….mmmmmm…aaaahhhh

-Alex: así que te gusta ehh.?

-Á: …ahh mm..aahhh

-A: mira que eres guarra, haciéndote la dormida y con mi polla en tu culo, no te vas a librar…

-Á: ohh que?! sigues con tu polla en mi culo??

-A: no me jodas que te has dormido de verdad? en serio te has quedado dormida con mi polla dentro de tu culo?

-Á: sí, como dijiste a dormir y te quedaste quieto, pues me relajé y pensaba que se te bajaría y se saldría de mi culo…

-A: pues no, me he quedado quieto, pero luego te he seguido follando y tu gemías, pensaba que estabas tomándome el pelo, jaja

-Á: pues no no, me he quedado dormida, se sentía tan bien tu polla en mi culo…

-A: así que se sentía bien ehh,  y ésto? te gusta más si te la meto más? eh

-Á: ahhhh si joder sí, dame más.

-A: yo creo que la voy a sacar, si te quedas dormida será que no te gusta tanto…

-Á: no la saques por favor, sigue follándome.

-A: no, yo no te follo, aún no te has enterado?.

-Á: perdón, no pares de sodomizarme por favor, reviéntame el culo, dame dame por favor….

-A: Desde luego que no voy a parar de sodomizarte, muerde la almohada, no respires haz lo que te de la gana, porque ya no voy a parar de romperte el culo, cacho de puta.

Y es lo que hice, le empecé a follar el culo a un ritmo bestial, no paraba de entrar y salir de su culo, Ángela mordió con todas sus fuerzas la almohada, y gemía a través de ella, todo para no escucharse más fuerte. Yo por mi parte le decía a la oreja lo guarra que era, que se iba a quedar dormida con su culo lleno de leche, y que como podía ser tan guarra, con sus padres al lado; éstas fueron las palabras que hicieron que ya Ángela no aguantara más y empezara a retorcerse y temblar, se corrió totalmente en silencio y mordiendo su almohada, yo por mi parte me había animado y aún me quedaba un poco de energía por dar, así que me puse a romperle el culo a un ritmo animal, mientras imaginaba como estaría su culo, y si su madre nos estaría oyendo y en ese caso, si estaría tentada de entrar, ya no a regañar a su hija, sino a por su ración de rabo (su marido es un pichacorta), con esos pensamientos y la sensación del estrecho culo de Ángela, me corrí como no hay mañana, e inundé su interior de mi leche.

Nos quedamos así unos instantes, luego alcancé unos pañuelos de papel y me limpié la polla, a ella sólo le dejé limpiarse el coño (que lo tenía empapado) y comprobar si todo estaba bien sin sorpresas malrrolleras, pero no dejé que se limpiara mi corrida, quería que se quedara con el culo bien lleno de leche dentro y fuera, que por la mañana, notara lo cerda que había sido. Y sin más nos dormimos abrazados, haciendo la cuchara, pero ésta vez, no pego tanto su culo a mi polla (me habría gustado un segundo round, pero era tarde en verdad).

Éste fue, uno de los últimos mejores polvos con ella, bonito, perverso, lascivo, guarro, de todo lo que se quiera enumerar y también la historia de su comienzo como mi putita preferida y viciosa del anal, aún me quedan muchas más historias con Ángela, y con otras chicas diferentes por supuesto, os tengo que contar como perdí la virginidad, mi primera sesión como amo, la primera sesión de Ángela, las veces que he follado en la calle, fiestas en un club de BDSM, y muchas cosas más.

Como dije en el anterior relato, el de presentación, no voy a poder subir relatos tan seguido como me gustaría, como veis, no son relatos cortos de 5 minutos, me gusta generar ambiente y desarrollar la historia y la evolución que espero poder plasmar de las personas que han formado parte de mi vida y de mi mismo, así que os pido paciencia. Así como si hay algo que pueda mejorar o que veáis que se puede cambiar para mejor, las críticas constructivas siempre son bien recibidas.

Y para acabar como dije en Presentación si alguna lectora tiene curiosidad y quiere contactar conmigo, ahí está el mail.